El Gobierno argentino busca fomentar la producción de cannabis con fines medicinales e industriales y para eso se realizará el "Primer Congreso Internacional Cannabis y Desarrollo Productivo”, donde el promete abordará las experiencias internacionales y provinciales del sector y el potencial económico para el país.

"Es una actividad nueva en crecimiento a nivel mundial, tiene una demanda importante, están probadas las capacidades medicinales y terapéuticas del cannabis y se ha abierto una ventana de oportunidad enorme para Argentina", remarcó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. La convocatoria es para el 31 de agosto a partir de las 11 y se podrá seguir online.

De acuerdo con los datos oficiales, la actividad tiene el potencial de crear en los próximos tres años 10,000 puestos de trabajo nuevos, generar un negocio de unos 500 millones de dólares para el mercado interno y unos 50 millones de dólares para exportación”.

Es la primera vez que se realiza un congreso sobre la actividad con una visión productiva. “Está en línea con el proyecto de ley que ya tiene media sanción en el Congreso, que aborda el marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis para uso medicinal y del cáñamo para uso industrial", remarcaron desde Desarrollo Productivo, que impulsó el proyecto.

De acuerdo con un análisis realizado por el economista Andrés López para el Centro de Estudios para la Producción CEP XXI, la semilla de cannabis puede utilizarse para la fabricación de alimentos para animales, proteína rica en fibra, aderezos, aceites, margarina.

El tallo tiene aplicaciones en indumentaria, pañales, telas, bolsos, calzado, etc.