La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) sumó a su petición de incrementar la seguridad de las carreteras (para transitar día y noche) y agilizar tiempos de carga y descarga de gasolina, como medida emergente al desabasto actual, la posibilidad de que algunas de las 3,500 unidades doble remolque (fulles) que ofrecen el servicio a Pemex puedan llegar directamente a las gasolinerías en algunas ciudades.

Incluso, en la Ciudad de México las autoridades les han ofrecido su colaboración para custodiar sus camiones para surtir en su interior la gasolina con mayor eficiencia, aunque deben esperar la opinión de Pemex.

Con dichas acciones, las 150 empresas de la cámara (que tiene un potencial de 7,000 pipas que pueden trasladar 60,000 litros cada una) estarían en condiciones de incrementar de 35 a 50% la participación de autotanque en la distribución de gasolina, lo que representaría su tope máximo.

“Queremos dejar en claro que nuestra capacidad está limitada porque representamos el segundo modo de distribución (el primero son los ductos) y buscamos ser más eficientes. No queremos engañar y decir que al poner más unidades resolveremos el problema, lo cual únicamente sucederá en el momento que se abran nuevamente los ductos”, comentó el presidente de la cámara, Enrique González.

En rueda de prensa, el representante empresarial reiteró su interés de colaborar en el combate el tema de robo de combustible y de camiones de sus afiliados que ofrecen dicho servicio por el daño que causa al sector (el año pasado sumaron 178 y en los últimos 10 días ya suma 20).

junto con algunos de sus colaboradores, el empresario se reunió con representantes de Pemex Logística para presentar su propuesta de tres puntos que permitiría que a partir del sábado puedan incrementar la distribución de gasolina con su infraestructura actual.

Robos en carreteras y menos trámites

El representante del Comité de Hidrocarburos de Canacar, Uriel Joffre, dejó que claro que el problema de falta de gasolina es consecuencia de problemas en el tema de distribución, por lo que no consideran que haya bajos inventarios de hidrocarburos en las terminales de almacenamiento y reparto, que desde ahí se traslada a los puntos de venta final en pipas de Pemex.

Con base en su experiencia, al incrementar la seguridad carretera se tendrán amplios beneficios para contrarrestar el desabasto. Como ejemplo, mencionó el caso el trayecto del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, a Uruapan, en donde los operativos policiacos están activos de las nueve de la mañana al mediodía, que es cuando trasladan el producto.

En otros casos, los horarios son más amplios, pero siempre con luz del día. “Consideramos que la adecuada coordinación entre las diversas autoridades y los estados involucrados ayudará mucho, por eso tendremos este viernes una nueva reunión con todos ellos. Finalmente, los tramos que presentan puntos rojos están claros: Lázaro Cárdenas-Uruapan, Veracruz-Puebla y Coatzacoalcos-Villahermosa”, agregó.

Desde su perspectiva, existen condiciones para reducir los tiempos promedios de ocho a 72 horas a cuatro para carga y cuatro para descarga, lo que permitirá un mejor uso de sus camiones, que agregando la seguridad carretera podrán operar 24 horas durante el tiempo que dure la contingencia.

“Apoyamos el combate al robo de combustible, pero solos no podremos. Necesitamos una coordinación importante con las autoridades de seguridad de Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Puebla, Veracruz, el Estado de México y la Ciudad de México, que son los lugares con las complicaciones, para implementar una estrategia integral”, dijo González.

[email protected]