La inversión en exploración minera será menor a 400 millones de dólares en 2020, estimó Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

El monto representa la tercera caída anual seguida y el más bajo desde 2007.

“Algo que sí nos preocupa es la inversión en exploración”, externó Alanís este martes, en un seminario virtual.

En diciembre de 2019, la Camimex estimó que la inversión en exploración para 2020 se ubicaría en 399 millones de dólares, una caída de 25.6% frente a 2019.

Pero Alanís añadió que la proyección de diciembre caerá aún más como consecuencia de la pandemia de Covid-19. “Se ha frenado ahora mucho la exploración; este dato (399 millones) se verá disminuido”, dijo.

Por las medidas derivadas de la pandemia de Covid-19, entre el 1 de abril y principios de junio, Alanís indicó que México dejó de producir minerales por un valor 2,000 millones de dólares y perdió exportaciones por 2,800 millones de dólares.

Además comentó que el volumen de la producción perdida no se alcanzará a recuperar en lo que resta del año, mientras que hasta ahora se ha dado cierta recuperación en valor por los precios, sobre todo del oro y la plata, pero con la incertidumbre en relación a cuánto tiempo se mantendrán esas cotizaciones.

En paralelo, con la eliminación de la deducibilidad de los gastos preoperativos y de exploración con la reforma fiscal de 2014, la inversión en exploración ha caído cerca de 40 por ciento.

El sector continuará insistiendo en lograr de nueva cuenta que los gastos preoperativos de exploración sean deducibles 100% en el mismo año en que se generen”, dijo Alanís.

En cuanto a la inversión total en la minería en México, la Camimex estimó en diciembre pasado que estos capitales sumarían 4,981 millones de dólares, pero de nueva cuenta Alanís acotó que el monto se verá reducido por Covid-19.

En 2019, este indicador totalizó 4,657 millones de dólares, y en ambos casos las cantidades se encuentran muy por debajo de los 8,043 millones de dólares del récord de 2012.

El número de empleos directos se ha mantenido en alrededor de 379,000 plazas, a pesar de Covid-19, con un intervalo de entre 21 y 22% de trabajadores que laboran desde casa o en lugares remotos, por vulnerabilidad o protección ante la pandemia.

Sin embargo, unos 70,000 empleos indirectos se han perdido, según estimaciones de la Camimex.

rmorales@eleconomista.mx