Ante la imposibilidad de lograr acuerdos con el Ejecutivo que brinde estímulos fiscales, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) convocó a un gran acuerdo nacional para preservar el empleo frente a la emergencia del Covid-19, al que espera se integre el sector obrero, y planteó a las voces que piden la remoción del presidente Andrés Manuel López que se organicen para llegar al ejercicio de revocación de mandato —programado para el primer trimestre del 2022— con más de 30 millones de votos (que fueron los que respaldaron al actual jefe del Ejecutivo).

“Si alguien cree que ésa es la forma, por favor organícense; quisiera también la parte política del país saliera a hacer su trabajo, nuestro trabajo es apoyar a las pymes, salvar los empleos, ¿creen ustedes que se va a lograr algo por salir y decir que se vaya? Si es lo que queremos, pues unámonos, nomás que tenemos que tener a 30 millones de mexicanos detrás de nosotros”, dijo el presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín.

Durante una videoconferencia que sostuvo con más de 4,000 empresarios a nivel nacional, Salazar Lomelín fue cuestionado sobre la urgencia de remover a López Obrador de la Presidencia de la República “por todos los estragos económicos que ha dejado” e incluso lo acusaron de ser “timorato”; sin embargo, explicó que ello no funcionará por más desplegados y comunicados que se lancen, pues la única manera de removerlo es por la vía constitucional, a través de la revocación de mandato que recién aprobó el Congreso de la Unión programado para marzo del 2022.

En el marco de la reunión virtual que duró más de dos horas, alrededor de 4,000 líderes empresariales en México convocados por las 12 organizaciones del CCE cuestionaron la falta de acuerdos con el jefe del Ejecutivo, a lo que Carlos Salazar respondió que esto es “una catarsis” porque la gran mayoría no podrá pagar los impuestos, así que si se va armar de valor la IP, “sugiéranos que más hacemos”, dijo.

El presidente del CCE llamó a la unidad empresarial y sindical: “Yo los convoco a que lo hagamos, que toda energía, ese coraje que sentimos, esa incapacidad de imposibilidad de mover esta barrera la podamos coordinar y enfocar a poder hacer ese gran convenio nacional donde todos unidos podamos ser escuchados. Si vamos divididos y separados encontraremos el resultado que cada uno ha obtenido. Tenemos que hacernos escuchar por la autoridad”.

Les recordó a los líderes empresariales que si la puerta se les cerró “no fue por falta de los argumentos (...) La fórmula es cómo estar estructurados para organizarnos de la mejor manera”.

A su vez Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, dijo que de 1 millón 170,000 que tuvieron que cerrar, al considerarse como sectores no esenciales, “no sabemos cuántas van a poder abrir, y eso nos afecta porque muchas mipymes viven de ellas”.

Pacto tripartito, única vía frente a crisis: sindicatos

Entrevistados por separado, el secretario general sustituto de la Confederación de Trabajadores de México, Tereso Medina; y el presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores, Francisco Hernández Juárez, coincidieron en la necesidad de que el gobierno federal encabece un encuentro tripartito que permita establecer mecanismos que contribuyan a sostener el empleo.

“Hoy más que nunca es urgente un acuerdo nacional tripartito por México para salir adelante”, comentó el dirigente cetemista que encabeza el sector automotriz en el norte del país. Entonces, añadió, por eso es conveniente que el gobierno busque la manera de sostener la planta productiva con beneficios fiscales, “porque de otra manera los que van a resentir las decisiones van a ser los trabajadores en el futuro”.

Hernández Juárez comentó que los dirigentes sindicales de todas las corrientes están “en la línea de insistir en la necesidad de hacer un acuerdo nacional y sumar las fuerzas de todos los actores políticos del país, para enfrentar la pandemia y lograr que el daño sea el menor posible”. (Con información de María del Pilar Martínez)

[email protected]