Ante el presidente Felipe Calderón y legisladores, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se comprometió a invertir hasta 2.5 billones de pesos en el 2012, sí se concretan las reformas laboral, de seguridad y las asociaciones público privadas, estableció su presidente, Mario Sánchez Ruiz.

Podríamos generar una inversión equivalente a 2.5 millones de millones de pesos, lo que nos permitiría crecer por arriba del 5% y generar 800,000 empleos ; sin embargo, demandamos condiciones de inversión, sentenció.

De cara a un año electoral (2012), el líder de los empresarios pidió al Jefe del Ejecutivo, gobernadores, secretarios de estado, legisladores e integrantes del poder judicial mantener una visión de Estado y tomar medidas para blindar la economía.

En el marco de la 29 Asamblea General Ordinaria del CCE, Sánchez Ruiz dijo que la agenda nacional y la agenda del sector privado no pueden fijarse en función de la coyuntura política ni apegarse a las banderas partidistas o banderas populares.

Los empresarios mexicanos seguiremos apostando nuestro capital... Les seguiremos exigiendo seguridad, justicia, educación y un mejor ambiente para los negocios. No vamos a quitar el dedo del renglón , expuso.

fortalecer mercado interno

Para el fortalecimiento del mercado interno, los 12 organismos que aglutinan al CCE demandaron medidas que simplifiquen la labor empresarial, disminuya costos de la formalidad, reduzca los costos de transacción y mejoren las condiciones para invertir y generar más negocios.

El presidente del CCE planteó al Mandatario de México instrumentar políticas públicas que no requieran de la intervención del Legislativo: primero, mayor calidad en la educación; dos una reforma fiscal que fusione el ISR y el IETU con tasas bajas y procedimientos simples; así como estimular la compra de gobierno que eleve la producción interna.

En presencia de Francisco Blake, secretario de Gobernación, y Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, como invitados, abundó que México no merece sufrir los vicios de políticas públicas sexenales que se traducen en estrategias de freno y arranque, y por ende en un retroceso y desperdicio de recursos.

Al tomar protesta para un segundo año al frente del CCE, Mario Sánchez propuso un diálogo abierto con el gobierno y los principales actores de la sociedad, ya que dijo: los verdaderos adversarios que debemos de enfrentar son la pobreza, la desigualdad y la falta de oportunidades .

Los invito a asumir estos reos y hacer un frente común para combatirlos , destacó el empresario.

[email protected]