Las organizaciones sindicales han establecido como estrategia ligar los salarios con la productividad, única vía para que la mano de obra calificada en el país obtenga mejores ingresos y se beneficie del boom automotriz, dijo Tereso Medina, senador del PRI y representante sindical de alrededor de 5,000 trabajadores.

En entrevista con El Economista dijo que este nuevo esquema que se aplica en toda la industria es muy independiente de los incrementos salariales y contractuales que se otorgan cada año, y que en este primer trimestre del año alcanzaron un promedio de 6.5 por ciento.

Acordaron buenos incrementos, pero sobre todo hay un tema muy importante, que es exactamente ligar los salarios a la productividad. En General Motors y en el sector automotriz que representamos, estamos impulsando acuerdos de productividad como una estrategia para poder lograr la eficiencia, la mejor calidad en el producto y en esa medida, también obtener los salarios , aseguró el también secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metalmecánica y Siderúrgica.

Respecto de cómo se medirá la productividad en los procesos productivos de la industria y cómo se establecerá en los contratos colectivos de trabajo, el legislador por Coahuila, dijo que dependerá del producto que se fabrique.

Para aumentar la productividad en los centros de trabajo, es necesario que las empresas den constante capacitación a los trabajadores y adquieran tecnología de punta, a fin de que los procesos productivos se modernicen y los costos se reduzcan.

Medina Ramírez dijo que su gremio está comprometido con la modernización técnica y tecnológica y por ello los trabajadores que se dedican al proceso final del automóvil tienen como mínimo la preparatoria.

El senador reconoció que hay diversidad salarial entre las diferentes empresas automotrices del país, pero este esquema de recuperación cerrará la brecha que hay en el corto plazo.

[email protected]