El expresidente de Avianca Germán Efromovich y su hermano José Efromovich fueron detenidos este miércoles en Sao Paulo, en un desdoblamiento de la operación Lava Jato que investiga supuestos fraudes en contratos celebrados entre los empresarios y una subsidiaria de Petrobras. 

“Las medidas buscan profundizar las investigaciones sobre la participación de dos empresarios en esquemas de corrupción en Transpetro (subsidiaria de Petrobras), relacionados con contratos de construcción de navíos firmados por la estatal con el astillero EISA - Estaleiro Ilha S.A.”, informó en un comunicado la fiscalía. En virtud de la pandemia, cumplirán la prisión preventiva en sus domicilios, según informó AFP. 

Según CNN, los dos son antiguos propietarios y accionistas actuales de Avianca Holdings, pero la empresa no aparece en las investigaciones, al igual que OceanAir, aerolínea de la que sí son dueños. Las investigaciones apuntan a que los dos empresarios estuvieron implicados en esquemas de corrupción en Transpetro en lo relacionado a contratos de construcción naval firmados por la estatal con el astillero Ilha. 

Los empresarios habrían ofrecido sobornos por valor de 7.2 millones de dólares a altos ejecutivos de Petrobras y Transpetro. Los hechos ocurrieron entre 2008 y 2013, según el Ministerio Público Federal (MPF). De acuerdo a el MPF, los sobornos fueron disfrazados con contratos de negocios ficticios y  las acciones ilegales provocaron una pérdida de más de 111 millones de dólares a Transpetro.  

Según el medio G1, el arresto pasó a ser domiciliario y el “esquema de corrupción y blanqueo de capitales funcionó, según el PF, a través de la firma de contratos para la compra y venta de barcos que hizo Transpetro con el astillero a través del Programa del Gobierno Federal para la reestructuración de la industria naval brasileña, conocido como Promef”. 

El contrato se habría realizado sin tener en cuenta los estudios de consultoría que señalaban que el astillero no tendría las condiciones técnicas y financieras adecuadas para la construcción de dichos barcos. 

Germán Efromovich, que fue presidente de la Junta Directiva de Avianca, perdió en 2019 el control de la aerolínea tras una “serie de incumplimientos” de un acuerdo de préstamo con la estadounidense United Airlines, que entregó la administración de la empresa al socio minoritario Kingsland. 

El medio La República preguntó a Avianca si el arresto tendría efectos en la empresa e indicaron que no, pues Efromovich salió de la Junta Directiva de la aerolínea y sus acciones están en manos de United Airlines. 

Los hermanos Efromovich inicialmente construyeron su fortuna a través de contratos con Petrobras y otras compañías petroleras en Río de Janeiro, y usaron esas ganancias para comprar y sacar a Avianca de la bancarrota en 2003. 

El caso Lava Jato es considerada la mayor operación contra la corrupción en la historia de Brasil, pero también salpicó a toda América Latina. (con información de AFP)