Pese a que en la última década nuestro país ha contado con una importante proporción de población joven, ni la economía ni la evolución institucional han permitido sacar el mejor provecho de los mejores años de su edad productiva.

57.8% de la población mexicana constituye su Población Económicamente Activa (PEA).

28.5% de la PEA está ocupada en el sector informal.

37.7 años es la edad promedio de los miembros de la PEA.

Ocupación de baja calidad

Según cifras del INEGI, casi la mitad de la población asalariada del país carece del beneficio de la seguridad social y está expuesta a abusos de sus patrones al no contar con un contrato laboral formal donde se especifiquen sus derechos.

69.9% es trabajador subordinado.

19.9% es empleador.

6.4% es trabajador por cuenta propia.

3.8% es trabajador no remunerado.

46.9% carece de acceso a las instituciones de salud pública.

40.1% no tiene ningún tipo de prestación laboral.

47.4% no cuenta con un contrato escrito de trabajo.

Salario competitivo no ha sido suficiente

Pese a que los salarios en México se mantienen en niveles competitivos (por su bajo nivel), ello no ha sido suficiente para generar los incentivos económicos e institucionales necesarios para formalizar el mercado de trabajo.

10.3 dólares fue el monto del salario por hora en la industria manufacturera en EU en el 2010.

1.36 dólares fue el salario por hora manufacturero en China en el 2010.

3.16 dólares fue el salario por hora manufacturero en México en el 2010.