El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, nombró el miércoles al senador de centroderecha Ciro Nogueira como su jefe de gabinete para apuntalar el menguante apoyo político en el Congreso, y volvió a crear el Ministerio de Trabajo para lidiar con el desempleo en máximos récord.

Nogueira será el asesor y ministro más cercano de Bolsonaro, en sustitución de un general retirado. Su nombramiento tiene como objetivo mejorar las relaciones del presidente de extrema derecha con el Congreso, donde ha habido decenas de solicitudes para que se realice un juicio político en su contra, en medio del desplome de su popularidad durante el segundo brote de Covid-19.

Bolsonaro también nombró a Onyx Lorenzoni para encabezar un nuevo Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, encargado de abordar el desempleo récord exacerbado por la pandemia. La tasa de desempleo de Brasil alcanzó un máximo histórico del 14.7% en abril.

El Ministerio de Trabajo, que se remonta a 1930, fue disuelto por Bolsonaro en su primer día en el cargo el 1 de enero de 2019, mientras buscaba reducir el tamaño de la participación del Estado en la economía.

Lorenzoni será responsable de las políticas laborales destinadas a generar empleo y apoyar a los trabajadores, según un decreto emitido por Bolsonaro que vuelve a crear el Ministerio. Se espera que el nombramiento de Nogueira convierta a su partido PP en el componente principal de cualquier coalición que Bolsonaro intente construir para buscar la reelección el próximo año.

Encuestas de opinión recientes muestran que la popularidad de Bolsonaro se desploma por su manejo de la pandemia del coronavirus y dicen que sería derrotado fácilmente por el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva si las elecciones se celebraran ahora.