La multinacional Siemens fomenta el aprovechamiento de la llamada biomasa para generar vapor y en algunos casos electricidad, en la industria de alimentos y bebidas en México, como una nueva forma de energía amigable con el medio ambiente.

Este avance incluso se presentó en la pasada feria industrial de Hannover Mese en Alemania y cada vez son más las empresas mexicanas que acuden a esta tecnología para reducir emisiones contaminantes y bajar el costo de la factura eléctrica.

Este es el caso de la empresa mexicana Café El Marino, cuya planta en Mazatlán está automatizada con tecnología Siemens y produce cerca de 25,000 toneladas de café al año, y que estuvo presente en Hannover Messe.

Recientemente, la compañía mexicana comenzó la operación de una caldera de biomasa controlada por equipos Siemens.

La biomasa son los desechos orgánicos de las industrias y que en el caso de Cafe el Marino, una de las primeras en ponerlo esta modalidad en práctica, proviene del bagazo del café.

Dicho bagazo en lugar de desecharse, ahora es utilizado para crear vapor que se usa para sus procesos de producción, lo que genera importantes ahorros ya que antes debían comprar grandes cantidades de gas natural para satisfacer esta necesidad.

“Con lo mismo que estás produciendo estás generando energía, y es en una planta totalmente con tecnología Siemens”, informó Jesús Brito, CIO de Café El Marino en un comunicado.

Es decir, con este sistema de biomasa se obtiene la optimización de recursos y mayor eficiencia con base en un nulo consumo de combustible y cero emisiones de CO2 o de otro tipo y por ende, una contribución al desarrollo sostenible.

El sector industrial en México demanda alrededor de 30% de la electricidad que se produce en el país y genera cerca de 34% de los gases de efecto invernadero.

Café El Marino automatizó su planta en Mazatlán, Sinaloa, utilizando la tecnología Total Integrated Automation (TIA portal) de Siemens, alcanzaron mayor flexibilidad, eficiencia y mayor optimización en el uso de recursos.

Café El Marino está modernizando su planta con una ingeniería desarrollada con recursos propios y un área de automatización hecha con base en el portafolio de Siemens, lo que le ha servido para optimizar el valor de su inversión, apuntó.