El gobierno federal avaló los acuerdos para importar un cupo por 150,000 toneladas de azúcar, bajo una licitación pública, con el fin de evitar riesgo de abasto del producto y alza en los precios para el consumidor.

La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) dictaminó el anteproyecto de la Secretaría de Economía (SE) sobre las bases para la importación de azúcar a través de un cupo, con el fin de complementar la oferta nacional, por lo que se puede publicar en el Diario Oficial de la Federación.

El cupo se asignará bajo licitación pública con un monto total de 150,000 toneladas, de las cuales 135,000 serán originarias de terceros países y 15,000 toneladas originarias de la República de Nicaragua (éste último, al tenor de lo acordado en el Tratado de Libre Comercio, firmado entre México y ese país, que entró en vigor en 1998).

ESTABLECE MECANISMO

Se estableció el mecanismo de licitación pública con la finalidad de hacer más transparente la asignación del cupo, precisó la Secretaría de Economía.

Gracias a esto, se asignará la mitad del cupo entre las personas físicas y morales que utilizan azúcar como insumo en sus procesos productivos, en virtud de que al ser un insumo básico, se busca apoyar su competitividad.

El resto del cupo se asigna entre todos los demás interesados, con el fin de hacerla llegar al resto de los consumidores.

México produce 5 millones 278,207 toneladas de azúcar, de las cuales exporta 1 millón 248,548 toneladas e importa 110,000 toneladas; cuando la demanda es por 5 millones 524,703 toneladas, refirió la SE a la Cofemer.

Argumentó que la producción nacional de azúcar en el ciclo 2010-2011 será menor en 1.67% con respecto a lo estimado al inicio del ciclo.

En tanto, los inventarios de azúcar al final del presente ciclo serán inferiores en 14.87% con respecto al anterior.

[email protected]