La i ndus tria automotriz mexicana no está cerrada para vender a un solo mercado, como lo es Estados Unidos, de modo que se dijo lista para colocar el producto a otros mercados como Europa, Asia, Latinoamérica y otros nichos que se agreguen.

El director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Fausto Cuevas Mesa, mencionó que al igual que el resto del sector productivo mexicano, el sector automotor entró a un periodo de consultas para diversificar mercados y analizar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

En AMIA representamos a la industria en favor de su desarrollo; creo que si lo que buscamos es no cerrarnos al libre comercio, no desenfocarnos, lo peor que podemos hacer es reaccionar y ‘brincar al son’ del tuit del día , dijo en referencia a la política de comunicación del presidente estadounidense Donald Trump a través de la red social.

En conferencia de prensa, el representante automotriz refirió que cada una de las empresas del sector con actividad productiva en el país ya trabaja en un análisis detallado de los retos que implicará la relación con Estados Unidos, pero se tendrá cautela y se definirán bases sólidas, estableció.

Cuevas abundó que también existe un periodo de consulta interna entre las marcas automotrices instaladas en México, y éstas hacen lo propio, pero llegará el momento de tomar los puntos a definir en la negociación .

Hasta el momento, dijo, no tenemos temas concretos de lo que se va a negociar; tampoco podemos elucubrar, porque sería alimentar los rumores que prevalecen durante los últimos días desde la llegada de Trump.

Con respecto a los temas de diversificación, el director de AMIA, mencionó que la renegociación con la Unión Europea está lista, pues a partir del 19 de febrero iniciarán las pláticas para ampliar las ventas en el viejo continente, con grandes expectativas.

Ventas a Europa compensa a EU

La exportación de autos mexicanos al mundo cayó 0.7% en enero pasado debido a la baja de 1.8% en las ventas a Estados Unidos, sin embargo, los envíos a Europa repuntaron 124% y a Latinoamérica 5% durante el mes.

La AMIA reportó que se exportaron 211,682 autos al mundo, esto es unas 1,562 unidades menos respecto del mismo mes del 2016.

México envía a Estados Unidos el 76.6% del total de las exportaciones de autos, y durante enero destinó 162,207 vehículos, unos 2,900 unidades menos que en enero del año previo. El reporte automotor de enero refirió que las marcas automotrices que redujeron ventas externas son Ford con 33%, Nissan con 24.3% y Honda (-18.2 por ciento).

Dicha baja se debe a la menor demanda de vehículos del mercado estadounidense, el cual cayó 1.7%, mas no por las amenazas de Trump de gravar las importaciones, comentó el director de la AMIA. No obstante, los vehículos ensamblados en México mantuvieron una participación del 14.3% en las ventas de ese país.

Canadá, el segundo mercado de exportación con una participación de 8.7% de los vehículos que se envían al extranjero, tuvo una baja de 18.8%, con una compra de 18,485 unidades; en tanto que las exportaciones a Europa crecieron 123.9%, al pasar de 6,246 por unidades a 13,983 unidades en enero pasado.

Ensamble en línea

La producción de autos aumentó 4.1% durante el primer mes, con 278,542 vehículos ligeros, cifra de ensamble récord.

En enero se ensamblaron 278,542 vehículos ligeros, la cual estuvo compuesta con 55% de automóviles y 45% de camiones ligeros.

La industria se encamina a alcanzar la producción de 5 millones hacia el 2020, pues las marcas que recientemente anunciaron inversiones comenzarán a ensamblar en los siguientes años, lo que permitirá lograr la meta, expuso la AMIA.

Faltó inventario

Durante enero, los distribuidores de vehículos nuevos se enfrentaron a una baja en sus inventarios debido a factores como que en diciembre comercializaron más de lo esperado, así como por saturación en la red logística del país ante las protestas por el alza en las gasolinas, reconoció el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Prieto Treviño.

En diciembre del 2016 se vendieron 192,567 unidades, cifra considerada como histórica y superior a lo esperado, lo cual llevó a que muchas agencias entregaran los modelos 2017 que en inicio previeron entregar en enero. Confió en que este mes se equilibre el mercado y el consumidor pueda acceder a las nuevas unidades.

Descartó que se observe un crecimiento acelerado en las tasas de interés, por lo que anticipó que el financiamiento seguirá siendo importante para las ventas del mercado interno, del cual estima que hacia el cierre del año se logren ventas por 1 millón 710,523 unidades

lgonzalez@eleconomista.com.mx