A pesar de una caída de 7.2% en el volumen de sus exportaciones de crudo y de 14.4% en las exportaciones de petrolíferos, gas natural y petroquímicos, Petróleos Mexicanos (Pemex) registró una utilidad neta de 31,855 millones de pesos en los primeros nueve meses del 2012, según su último reporte a la Bolsa Mexicana de Valores.

Lo anterior se debe, principalmente, a un aumento en el precio de exportación del crudo, que en los primeros nueve meses del 2012 promedió 103.78 dólares por barril, 3.85 dólares por arriba del precio que registró en el mismo periodo del año pasado.

También contribuyó el aumento que tuvieron en México los precios de venta de algunos productos, tales como: gasolina Magna (15.1%), gasolina Premium (7.8%), diésel (14.5%), combustóleo (12.8%), turbosina (11.9%) y gas licuado (11.2 por ciento).

Además, la utilidad de Pemex se vio beneficiada por el incremento que tuvieron los volúmenes de venta de algunos productos como: gasolina Premium (40.3%), propileno (22.8%), diésel industrial (15.8%), turbosina (5.3%) y diésel (2.7 por ciento).

Por otra parte, destaca que la paraestatal registró un superávit comercial de 17,214 millones de dólares de enero a septiembre del 2012, el cual quedó por abajo en 1,023 millones de dólares del monto registrado en el mismo periodo del 2011.

De la misma forma, Pemex ha venido perdiendo mercado en Estados Unidos.

Después de alcanzar un máximo de 1.7 millones de barriles diarios en el 2006, las exportaciones petroleras al mercado estadounidense han caído hasta ubicarse en 1 millón de barriles, lo que representa una caída de 41%, según datos de la paraestatal.

Actualmente, es el tercer proveedor de petróleo crudo de aquel país, después de que hace una década llegara a ser el más importante, superando a Canadá y Arabia Saudita.

Por si fuera poco, el gas natural se ha convertido en otro lastre para Pemex, ya que el volumen de sus importaciones aumentó en los últimos 12 años de 231 a 1,060 millones de pies cúbicos diarios, según reportes de la paraestatal.

Paralelamente, el volumen de las importaciones de petroquímicos se duplicó en el último año hasta alcanzar los 18,200 barriles diarios.

Por último, destaca que al cierre del tercer trimestre del año, el nivel de endeudamiento de la paraestatal cerró en 57,261 millones de dólares, muy por arriba de los 42,814 millones de dólares que tuvo a finales del 2008, antes de que se pusiera en marcha la más reciente reforma energética.

[email protected]