Con reclamos de las fracciones parlamentarias del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) inició la comparecencia del secretario de Agricultura de Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos, quien afirmó que se ha ejercido el 98.7% del presupuesto en el presente año; y se espera que se apruebe para 2022 un incremento de 7.7% del sector que se utilizará “para apoyar al productor”.

Destacó que el sector agroalimentario mexicano ha mantenido un crecimiento positivo del 2% en 2020 y 4.5% en el primer semestre de este año.

La producción de alimentos en 2020 fue de 290.7 millones de toneladas, 2.7 millones más que el año anterior. Es un gran logro en tiempos en los que la economía sufrió una marcada desaceleración por efectos de la Covid-19. Para este año esperamos una producción de 292.8 millones de toneladas.

Tras destacar que no se ha estado “libre de tensiones, con nuestros principales socios comerciales en el marco del T-MEC. Estados Unidos y Canadá”, se ha logrado mantener el 80% del destino de las exportaciones del sector agroalimentario mexicano. La balanza comercial agroalimentaria registró un superávit de casi 5,200 millones de dólares, en el periodo enero-agosto; el tercero más alto desde 1995. Un gran éxito de nuestros productores y agroexportadores.

Al fijar su posición la diputada del PAN, Sonia Rocha, acompañada de sus compañeros de bancada que expusieron pancartas, reprochó que no haya más presupuesto para el campo, por lo que obsequió al titular de Sader, fertilizante para que se eliminen las plagas que hay y que no permiten mayores apoyos y crecimiento.

No obstante, el titular de Sader dijo que efectivamente el presupuesto ha disminuido, pero no es la cantidad la que se ve reflejada en los beneficios al campo. En 2018 el presupuesto fue de 72,056 millones de pesos y en 2019 se disminuyó a 62,133 millones de pesos y en 2020 se ejercieron 47,577 millones de pesos; y en el actual 49,291, “efectivamente se ve que el presupuesto ha disminuido, pero en 2018 la productividad fue de 285 millones de toneladas; en 2019 se incrementó 288.9 y para 2020 en la producción total en millones de toneladas fue 290.6 y estamos calculando al cierre del año agrícola total de 292.8 millones de toneladas. Lo anterior quiere decir que no hay correlación directa entre presupuesto y productividad, si no se maneja con transparencia y sin corrupción como lo hace este gobierno”.