El sector empresarial en México afirmó que de implementarse las medidas arancelarias anunciadas por Donald Trump a las exportaciones mexicanas se “afectaría gravemente el flujo comercial a Estados Unidos y pondría en riesgo la ratificación del T-MEC”.

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos y el dirigente de la Concanaco, José Manuel López, respaldaron la decisión del jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, de enviar a Washington al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para persuadir al gobierno estadounidense. No obstante, “no debe haber más vacilaciones ni complacencias”, acotó el líder patronal.

En una entrevista radiofónica, Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA, comentó que tanto la industria, la Iniciativa Privada y el gobierno mexicano “deben tener la cabeza fría para ver cuáles son esos siguientes pasos, es muy rápido”.

El dirigente de una de las industrias líderes exportadoras a Estados Unidos, refirió que se dialogará para analizar “cómo hacer y dar reversa a una elevación de aranceles en contra de México, que pudiera ser violatorio de los compromisos internacionales que tiene Estados Unidos con el mundo”.    

José Manuel López Campos calificó como inadmisible que se pretenda imponer sanciones comerciales a nuestro país por un tema social, como lo es el flujo de migrantes.

Expresó que la Concanaco Servytur apoya la postura del Gobierno de México de adoptar acciones en respuesta a la aplicación de aranceles, anunciado por el mandatario estadounidense

En ese sentido, el presidente de la Coparmex mencionó: “en defensa del interés del país, todo nuestro apoyo”.

El dirigente de los comerciantes organizados en México alertó que la relación comercial entre las naciones de América del Norte se fortalecerá con la ratificación del Tratado entre México, Estados y Canadá, que se encuentra en marcha; mientras que “la aplicación unilateral de aranceles estaría en contra del espíritu de libre comercio del TMEC”.