El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que el lema "Estados Unidos primero" es una falacia y que si bien no es un “cobarde ni timorato”, no cree en la Ley del Talión, por lo que buscará una solución negociada sobre el anuncio del presidente Donald Trump de aumentar los aranceles a las importaciones de productos mexicanos.

Horas antes, Trump informó que, a partir del 10 de junio, su país impondrá aranceles del 5% a todos los bienes provenientes de México hasta que se detenga el flujo de inmigrantes indocumentados.

En un comunicado, Trump añadió que los aranceles se incrementarán a 10% a partir del 1 de julio, a 15% desde el 1 de agosto, a 20% comenzando el 1 de septiembre y a 25% del 1 de octubre hacia adelante.

Carta de AMLO a Trump

“De manera específica, cuidado Presidente: le propongo profundizar en el diálogo, buscar alternativas de fondo al problema migratorio y, por favor, recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato, sino que actúo por principios: creo en la política que, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación y la guerra.

“No creo en la Ley del Talión, en el 'diente por diente' ni en el 'ojo por ojo' porque, si a ésas vamos, todos nos quedaríamos chimuelos o tuertos. Creo que los hombres de Estado y aún más los de Nación, estamos obligados a buscar soluciones pacíficas a las controversias y a llevar a la práctica, por siempre, el bello ideal de la no-violencia”, replicó López Obrador en una carta que envió a Trump.

Trump anunció esta medida justo el día en que comenzó el proceso legislativo para ratificar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que sustituiría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual entró en vigor desde 1994 y eliminó prácticamente todos los aranceles en la región.

“Por último, le propongo que instruya a sus funcionarios, si para ello tiene inconveniente, que atiendan a representantes de nuestro gobierno, encabezados por el secretario de Relaciones Exteriores de México, quienes partir de mañana se trasladarán a Washington para llegar a un acuerdo en beneficio de las dos naciones. ¡Nada por la fuerza, todo por la razón y el Derecho!”, dijo López Obrador.

“Usted sabe también que nosotros estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad de evitar, en la medida de lo posible y sin violentar los derechos humanos, el paso por nuestro país. No está de más recordarle que, en poco tiempo, los mexicanos no tendrán necesidad de acudir a Estados Unidos y que la migración será opcional, no forzosa. Esto, porque estamos combatiendo la corrupción, el principal problema de México como nunca! Y, de esta manera nuestro país se convertirá en una potencia con dimensión social. Nuestro paisanos podrán trabajar y ser felices donde nacieron, donde están su familiares, sus costumbres y sus culturas”, agregó López Obrador.

“Presidente Trump: los problemas sociales no se resuelven con impuestos o medidas coercitivas. ¿ Cómo convertir de la noche a la mañana al país de la fraternidad para con los migrantes del mundo en un gueto, en un espacio cerrado, donde se estigmatiza, se maltrata, se persigue, se expulsa y se le cancela el derecho a la justicia a quienes buscan con esfuerzo y trabajo vivir libres de miseria? La Estatua de la Libertad no es un símbolo vacío. Con todo respeto, aunque tiene el derecho soberano de expresarlo, el lema "Estados Unidos primero" es una falacia porque hasta el fin de los tiempos, incluso, por encima de las fronteras nacionales, prevalecerán la justicia y la fraternidad universales”, dijo el jefe del Ejecutivo.

Respuesta enérgica

Tras el anuncio de Trump sobre los aranceles, el subsecretario de Relaciones Exteriores Jesús Seade dijo que las medidas eran extremas y que podrían resultar en "una guerra comercial entre los dos países".

El funcionario comentó en una conferencia de prensa que México respondería "de forma enérgica" a las medidas de Estados Unidos en caso de ser aplicadas, y calificó el anuncio de Trump como una "ducha helada" a las buenas relaciones que se están construyendo entre ambos países.