La falta de suministro de electricidad y/o gas natural ha afectado las operaciones de 2,600 empresas industriales en México y ha generado incertidumbre sobre los daños y la reactivación de las operaciones, informó Luis Hernández, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index).

En rueda de prensa virtual, expuso que el problema afecta a más de 1.3 millones de familias, con paros de fábricas, en algunas ciudades en forma parcial y en otras, abarcando toda la planta productiva.

El Index agrupa a unas 800 empresas y, según sus propios cálculos, los apagones y la falta de suministro de gas natural ocasionan pérdidas a su gremio por 200 millones de dólares cada hora desde el lunes.

El origen de todo fue la falta de suministro de gas natural a México, luego de que los ductos de Texas se congelaran por las bajas temperaturas.

Luis Hernández comunicó que no han tenido respuesta sobre las acciones a tomar ni del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), ni de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y pidió un plan nacional de coordinación para elaborar un programa de paros en función de los energéticos limitados.

“Ahora no tenemos opción y necesitamos algo específico y concreto”, dijo en referencia a la dependencia del gas natural texano.

En tanto, Román Rivas, presidente del Index Chihuahua, especificó que 31 plantas del estado no tuvieron energía eléctrica desde el lunes y que 22 de ellas llevaban más de 24 horas sin ese insumo hasta las 14:00 horas del martes, lo que provocó que no pudieran realizar exportaciones por 26 millones de dólares.

Carlos Valdez, representante del Index Nuevo León, estimó que las afectaciones en su entidad sumaban hasta ese mismo momento, unos 240 millones de dólares.

Mientras Cecilia Carrillo López, directora general del Index Nuevo León, comentó que debido a la intermitencia de la energía eléctrica, este martes no pudieron iniciar a tiempo las operaciones de empresas del Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicio de Exportación.

Las fallas afectaron directamente la producción, el servicio de agua potable, la conectividad a internet, servicios de aire acondicionado o calefacción, entre otras cosas.

Lo que más les preocupa es que las empresas están recibiendo notificaciones de su proveedor para reducir su consumo de gas en 75%, ahondó.

“Hay interrupciones de electricidad, eso no les permite operar, el arranque de muchos procesos toma tiempo, pueden ser varias horas. La industria está preocupada por su producción, maquinaria y principalmente, por su gente”, destacó Carrillo López.

Matamoros

Por su parte, Rosalinda Torres, representante del Index Matamoros, puso énfasis en que ninguna empresa de la membresía de esa ciudad estaba operando sus plantas de producción. “Algunas pudieron trabajar 2 o 3 horas, pero sin mayor éxito”.

Narró que, pensando en una posible reactivación, algunos directivos de plantas de Matamoros convocaron a sus trabajadores este martes. Pero no sólo fue infructuoso, sino contraproducente. “Los hemos traído al frío y la pandemia agrava más la situación”.

En Matamoros, son 90 empresas, de las que dependen 85,000 empleados, “ninguna empresa está trabajando, algunas han intentado restablecer comunicación con la Comisión Federal de Electricidad y no hemos recibido información clara, tenemos cortes en el suministro de gas, que es imprescindible, lamentó.

Nuevo Laredo

Juan Elyd, representante del Index en Nuevo Laredo, definió la situación por la que pasa el sector como “un estado de emergencia”, con comunidades sin agua, sin luz y sin energía eléctrica. “Pedimos a las autoridades que se sensibilicen”.

Como parte de las secuelas, incluso si el suministro de energía eléctrica y gas natural se reactivara, el Index prevé que una cierta cantidad de empleados estará enferma en los próximos días por el mal tiempo y las condiciones en que ahora están viviendo.

Ciudad Juárez

Fabiola Luna, presidenta del Index Ciudad Juárez explicó que la mayoría de las plantas ya tienen energía eléctrica, sin embargo, “el tema más crítico es el corte de gas, al parecer hay problemas de suministro en las plantas termoeléctricas”, y esto provoca cortes en empresas consideradas de alto consumo, porque es parte de sus procesos.

Dijo que las empresas están dispuestas a apoyar siempre y cuando se haga una planeación, porque al cortar el gas, tienen que parar a la mitad los turnos, y no se puede cortar el gas sin que haya una justificación, pues afecta a la producción.

Piedras Negras

Gustavo Gutiérrez, del Index Piedras Negras, aseveró que varias empresas optaron por adelantar días festivos de marzo, cancelar turnos y ver la posibilidad de tomar vacaciones, “no tenemos energía, estamos en stand by la industria, la prioridad es salvaguardar a las familias y después ver cómo recuperar el tiempo perdido”.

Retrasos en operaciones

Con desabasto de gas, se reedita película del 2012 para el sector: Canacintra

Al menos 60% de las empresas en la zona fronteriza de Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León regresó a sus casas a los trabajadores ante la falta de electricidad, agua y otros servicios de telecomunicaciones, de las cuales, plantas automotrices, autoparteras, cementeras, entre otras, presentan retrasos en sus operaciones y entregas al extranjero.

Sin embargo, con la estrategia gubernamental de las alertas críticas para reducir el consumo de gas natural, la industria retornará a problemas de productividad como sucedió en el 2012, por el desabasto del combustible, alertó Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Hace nueve años, Pemex emitió 109 alertas críticas de gas, por desabasto, que le costó a la industria más de 16,000 millones de dólares, por lo que urge garantizar la seguridad energética, con la intervención del sector privado para aprovechar la exploración, explotación y perforación de los gasoductos.

Empresas como Rassini y GM resultaron con afectación en sus operaciones intermitentes, por la falta de electricidad y gas natural.

Durante el lunes del apagón, la planta de GM en Ramos Arizpe tuvo “un poco de afectación”, pues algunas operaciones se retrasaron debido al suministro de energía eléctrica por la mañana.

De acuerdo con GM, hasta el momento no existen reportes de afectaciones de otros estados en donde cuentan con plantas automotrices, mientras que se analiza el impacto con los proveedores. (Con información de Lourdes Flores y Lilia González)

estados@eleconomista.mx