La industria ferroviaria y de autotransporte analizaron junto con el legislativo la propuesta denominada "Amenaza de seguridad nacional a los actos ilícitos al transporte ferroviario y bloqueos a las vías generales de comunicación", que pretende aplicar penas de prisión a los atacantes del transporte de carga en cualquiera de sus modalidades.

El encuentro se dio en el marco de la presentación de la iniciativa de reformas al Código Federal de Procedimientos Penales y el Código Penal Federal, que propone aplicar medidas severas contra los asaltantes de estos medios de transporte y, en específico, a los asaltantes de trenes para que merezcan prisión preventiva como delito grave.

El proyecto de ley que fue presentado el pasado 4 de abril por el diputado Alfredo Rodríguez Dávila, y se encuentra en la Comisión de Justicia de la propia Cámara, se espera que sea aprobado antes de que termine la legislatura.

A la reunión asistieron el presidente y director ejecutivo de Kansas City Southern de México, José Zozaya; el presidente ejecutivo de Ferromex, Alfredo Casar; la directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex, Lourdes Aranda, y el director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), Iker de Luisa.

Además, acudieron representantes de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Consejo Mexicano del Transporte (CMET), Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) y de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac), entre otras organizaciones.