El gigante de las telecomunicaciones mexicano, América Móvil y Telxius, la compañía de infraestructuras de Telefónica anunciaron este lunes el despliegue de un nuevo cable submarino de 7,300 kilómetros de alta capacidad en la costa latinoamericana del Pacífico.

El cable tendrá una capacidad inicial estimada de 108 terabits por segundo (Tbps), así como la latencia más baja del mercado entre Guatemala y Chile, lo que proporcionará a toda la costa del Pacífico de Sudamérica, niveles de servicio más altos, fiabilidad y seguridad.

Este será el primer cable submarino desde el 2001 que conectará Puerto San José, Guatemala con Valparaíso, Chile, con puntos de amarre adicionales en Salinas, Ecuador, Lurín, Perú y Arica, Chile. Las cinco estaciones de amarre ya están listas y los trabajos de prospección submarina, en curso.

El proyecto forma parte del compromiso continuo de los dos grupos de telecomunicaciones más grandes de Latinoamérica para mejorar las comunicaciones a nivel mundial, precisaron ambas empresas en un comunicado conjunto.

Telxius gestiona una red internacional de 8,7000 kilómetros de cables submarinos de fibra óptica de alta capacidad, incluidos los dos sistemas de mayor capacidad del mundo: MAREA y BRUSA.