La Comisión Reguladora de Energía (CRE) aseguró que el incremento mensual de las tarifas eléctricas aplicable para julio del 2016, de entre 4 y 6% para los sectores industrial, comercial y doméstico de alto consumo, se debe principalmente a un aumento del precio del gas natural en el mercado de Estados Unidos, de donde proviene la mayoría de las importaciones de este combustible y no a la actualización de la metodología utilizada para calcular los precios de venta de primera mano de gas natural, aprobada por el regulador en febrero, como lo expusieron industriales de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin).

Sin embargo, en atención a las dudas manifestadas sobre la aplicación de dicha metodología, la CRE detalló en un comunicado que ha aclarado a la subsidiaria Petróleos Mexicanos (Pemex) Transformación Industrial cuáles deben ser los criterios empleados para cobrarle a sus clientes, en apego a la regulación vigente.

Además, de acuerdo con la nueva metodología, el punto de arbitraje se ha desplazado al sur de Cempoala, Veracruz, a un sitio cercano a La Venta, Tabasco. Con este cambio, el precio aplicable a las zonas Golfo, Occidente, Centro, Istmo y Norte es el precio de Reynosa, mientras que a la zona sur le corresponde el precio vigente en Ciudad Pemex.

Asimismo, la CRE ha requerido a Pemex Transformación Industrial que, en caso de haber realizado cobros no consistentes con lo anterior, dé aviso a la comisión y proceda al rembolso correspondiente.

kgarcia@eleconomista.com.mx