Monterrey, NL. El empresario regiomontano Fernando Canales Clariond, exsecretario de Energía, ha diseñado un proyecto para construir una planta de gas licuado en Apodaca, Nuevo León, en la que se invertirán inicialmente alrededor de 4 millones de dólares, y estará ubicada próxima a la refinería de Pemex y que podría entrar en operaciones en siete meses.

Al hablar sobre ese proyecto explicó que para ello han creado la empresa Solensa y que la capacidad inicial del futuro complejo de gas licuado sería de alrededor de 37,712 metros cúbicos anuales del hidrocarburo en estado líquido.

Para ello, instalarán un tanque subterráneo con una capacidad de almacenamiento cercana a 330 metros cúbicos del combustible.

La construcción del complejo de gas licuado podría iniciar en junio del 2011 y pronostican comenzar operaciones hacia finales del 2011 o principios del 2012.

Dijo que la planta será construida a un lado del gasoducto de la Compañía Mexicana de Gas y en la terminal de entrada de Pemex, esto sobre la carretera Miguel Alemán.

Su ubicación facilitará la transformación de combustible de su estado gaseoso a líquido, al operar en la misma zona del proveedor del combustible, con el cual establecerán sinergias para incrementar el negocio.

La inversión será posible como resultado de la asociación entre el exsecretario de Energía Fernando Canales, su hijo Fernando Canales Stelzer y el empresario Jeff Rault, que juntos crearon la empresa Solensa, que será la responsable de desarrollar el proyecto sobre un terreno rentado de 2,200 metros cuadrados, propiedad de la Red Estatal de Autopistas de Nuevo León.

La producción de ese complejo será destinada a abastecer zonas del país a las cuales no llegan los ductos de Pemex, así como a empresas consumidoras de la región noreste del país, que aun cuando el proceso de licuefacción y de transportación incrementarían los costos de producción, el costo final del gas licuado sería más barato.

De tal forma que una de las grandes ventajas de ese proyecto es actualmente el bajo costo del gas natural que ronda en 4.50 dólares por millón de BTUs, comparado con 17 o 18 dólares de otro tipo de combustibles.

PROBLEMÁTICA

GASERAS REDUCEN OPERACIONES EN ESTADOS CON ALTA CRIMINALIDAD

Petróleos Mexicanos informó al Congreso de la Unión que las distribuidoras de gas redujeron sus operaciones en los estados de Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y Tamaulipas, cuatro de los estados con más reportes en incidencia de violencia en los últimos meses.

En un informe presentado por Petróleos Mexicanos a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la paraestatal informó que durante el primer trimestre del presente año se vendieron 304.3 miles de barriles diarios de gas licuado, lo que significó un volumen 2.2% inferior al del primer trimestre del año pasado.

La disminución de las ventas se presentó en particular en Nuevo León, Coahuila y el norte de Chihuahua y Tamaulipas, debido a que los distribuidores redujeron sus operaciones en esas zonas , refiere el documento sobre esos estados, donde se han presentado en los últimos meses un sinnúmero de actos de violencia por parte del crimen organizado.