Rumbo a la meta de pasar de cero a un almacenamiento de gas natural de al menos cinco días de consumo en México, que son 45,000 millones de pies cúbicos al 2026, el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) licitará este año las obras de adecuación y la operación de 10,000 millones de pies cúbicos, que es un día de demanda nacional de almacenamiento en yacimientos petroleros agotados, explicó David Madero, director del organismo.

Para ello, evalúa junto con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) los potenciales yacimientos que cumplen con estas características y que hasta el momento se estima serán alrededor de cuatro: uno en Tamaulipas, dos en Tabasco y uno más en Veracruz.

Para este procedimiento, se convocará a distintos posibles operadores de estas actividades para que junto con los reguladores y el Cenagas analicen las propuestas del gobierno y definan costos, en una especie de nominación de las mejores opciones de yacimientos que posteriormente se colocarán en la licitación, explicó Madero durante su participación en la Cátedra de Gas Natural Fenosa.

Por otra parte, el Cenagas —que al primer trimestre del año ya cuenta con un patrimonio de 3.1 millones de pesos, además de activos con un valor de 13.7 millones de pesos y al cierre de este primer cuarto tuvo ventas por 5.2 millones con utilidades antes de impuestos de 1.4 millones, a pesar de que fue creado apenas en el 2015— licitará dos estaciones de compresión: la primera en Cempoala, Veracruz, cuyas bases de licitación se publican esta semana y que requerirá una inversión cercana a los 750 millones de pesos para comprimir mediante válvulas el hidrocarburo e incrementar su disponibilidad en el sur y el sureste, y otra que será lanzada a finales del año o principios del 2019 cercana a Pátzcuaro, Michoacán, para transporte hacia el puerto de Lázaro Cárdenas.

Sin embargo, el Cenagas no licitará gasoductos por cuenta propia en el corto plazo, ya que los dos que contemplaba: de Jáltipan a Salina Cruz y de Lázaro Cárdenas a Acapulco no resultaron viables.

URGEN POR GESTOR ÚNICO

Ángel Larraga, presidente del mayor distribuidor de gas natural en México, Gas Natural Fenosa, urgió por la evaluación de una posible unificación de la gestión de todo el transporte de gas natural en el país.