AT&T informó que la obligación de tener que resarcir con compensaciones económicas las afectaciones sufridas por usuarios de Nextel en su servicio entre 2012 y 2014, son producto de una acción legal colectiva iniciada en 2013, que además involucró a otras empresas de telefonía móvil.

“Desde la llegada de AT&T a México en 2015, ofrecer la mejor experiencia en telefonía móvil a los consumidores mexicanos ha sido nuestro objetivo central (…) Los juicios iniciaron mucho antes de que AT&T entrara al mercado y son parte de un conjunto de acciones colectivas que fueron presentadas contra todas las compañías de telefonía móvil en México, incluyendo a Nextel, empresa que adquirimos en 2015. Seguimos trabajando para servir de la mejor manera a nuestros clientes”, dijo la operadora en un comunicado.

En 2013 se promovió una acción colectiva en contra de Nextel, por haber realizado cobros indebidos de servicios no proporcionados, deficientes o con características y contenidos diferentes a los planes o paquetes ofrecidos, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor.

De acuerdo con la Profeco, AT&T debe pagar daños y perjuicios a los consumidores afectados, más 20% como indemnización y 9.0% como interés legal anual, por cobros indebidos realizados entre 2012 y 2014.

Nextel "efectuó cobros indebidos derivados de la deficiencia en su servicio de telefonía móvil, ya que en su página de Internet ofrecía servicios de tecnología 4G o Cuarta Generación, a los que denominaba Radio Evolution, comprobándose en juicio, que la tecnología que utilizaba era inferior a la publicitada, lo que denota el uso de publicidad abusiva y engañosa, a fin de inducir a los consumidores en el error para adquirir sus servicios”, explicó la Profeco.

La dependencia señaló que ganó la primera y segunda instancia del Juicio de Acción Colectiva, mientras que la compañía promovió un amparo, el cual le fue negado por el H. Quinto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito.

Agregó que inconforme, la empresa promovió un recurso de revisión ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que fue declarado improcedente.

“Esto podría beneficiar a más de 3.8 millones de usuarios de Nextel, ahora AT&T, de acuerdo a los informes rendidos por la Comisión Federal de Telecomunicaciones, el Instituto Federal de Telecomunicaciones y al Banco de Información de Telecomunicaciones”, dijo la Profeco.

Con información de Nicolás Lucas.