Irregularidades en contratos por casi 100 millones de pesos fueron detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), luego de practicar cuatro auditorías al último año de la gestión de Mony de Swaan al frente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Duplicidad de servicios contratados, incumplimiento de proveedores, omisiones en la aplicación de penalizaciones, servicios innecesarios y violaciones flagrantes a la normatividad en materia de adquisiciones, arrendamientos y servicios del sector público conforman el listado de irregularidades que los auditores atribuyen a la gestión de De Swaan.

Los recursos mal asignados o reportados como daños al erario público alcanzaron un monto superior a 16% del total del presupuesto asignado a la dependencia para el ejercicio del 2012, revela la revisión; 84% restante corresponde principalmente a nómina.

De los hallazgos de los auditores se desprenden 17 promociones de responsabilidad administrativa, mismas que deberá esclarecer el órgano interno de control del Instituto Federal de Telecomunicaciones, organismo que remplazó en septiembre pasado a la Cofetel.

Además de las sanciones que resulten, la ASF determinó que existe un daño a la hacienda pública por más de 15 millones de pesos, los cuales deberán ser recuperados.

La Cofetel pagó más de 13 millones de pesos por servicios que nunca se entregaron o que ya habían sido contratados y pagados en el 2011; omitió el cobro de 1.4 millones de pesos por penalizaciones aplicables por incumplimientos de proveedores, y pagó casi 3 millones de pesos por servicios que no tuvieron utilidad ni beneficio para la aplicación de un manual administrativo de tecnologías y seguridad de la información, conocido como MAAGTIC-SI.

Todo esto, de acuerdo con la auditoría Financiera y de Cumplimiento sobre el aprovechamiento de infraestructura y servicios de las Tecnologías de Información, clasificada con el número 12-0-09D00-02-1185.

luis.carriles@eleconomista.mx