Andrés Manuel López Obrador y el empresario Carlos Slim desayunaron esta mañana en la residencia del presidente en la ciudad de Palenque, Chiapas, para platicar de los avances de las obras del Tren Maya y otros asuntos de coyuntura para el país.

López Obrador divulgó en redes sociales que el empresario, a través de una de sus compañías de infraestructura, construye un tramo del Tren Maya. Inmediatamente después, le mostró una ceiba que ha plantado en su finca de Palenque.

El consorcio encabezado por Operadora Cicsa de Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, se hizo con la licitación del Tramo 2 del Tren Maya, que va de Escárcega a Calkiní, en Campeche.

Esta obra tendrá un costo de 15,994 millones 602,016.24 pesos sin IVA, para sumar un total de 18,553 millones 738,338.84 pesos.

En diciembre de 2020, el presidente animó a las empresas que han ganado contratos de obra del Tren Maya, entre ellas las empresas de Slim, a apurar los trabajos para tener lista esa infraestructura en el tiempo previsto, en 2024.

"Tenemos que terminar a tiempo y por eso la importancia de las empresas que están a cargo de la construcción del Tren Maya. Celebro que se va avanzando de acuerdo al programa y voy a regresar porque es obvio que me importa mucho esta obra", indicó entonces López Obrador.

En octubre, después de supervisar los trabajos de construcción del Tramo 2 del Tren Maya, López Obrador destacó la participación de Carlos Slim y su desempeño en sus propias empresas:

“Es un hombre, lo dije incluso en la cena en la Casa Blanca con el presidente Trump...  Lo que me fue saliendo del corazón es que una de las características de Carlos Slim, que es un hombre institucional, que no se mete en politiquería, está de asesor de sus empresas apoyando a sus hijos, pero es muy respetuoso de las instituciones y del gobierno que ha surgido de un proceso democrático y legítimo como es nuestro gobierno”.