La Secretaría de Economía (SE) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) preparan un programa para incrementar la venta de automóviles en el mercado doméstico de México, a través de garantías gubernamentales que facilitarían el otorgamiento de crédito.

Estamos trabajando en esquemas de garantías que permitan ser un instrumento promotor del mercado interno , dijo Eduardo Solís, presidente de la AMIA.

En el 2010, el gobierno federal dispone de 2,050 millones de pesos para garantías, con las cuales se cubren los incumplimientos de particulares que dejen de pagar sus créditos. En México, más de la mitad de lo que se vende de vehículos es a través de crédito y las empresas que han reactivado este sistema están recuperando su cartera de clientes , dijo Emilio Mosso, coordinador de Proyectos de Inversión de ProMéxico.

Se hundió el crédito a menos de la mitad

En el 2008 se otorgaron 450,000 créditos automotrices en el mercado mexicano, mientras que en el 2009 esa cifra se desplomó a unos 200,000, lo que fue un reflejo de la crisis financiera internacional y del peor descalabro de la industria automotriz mexicana en toda su historia.

Solís destacó que México ha descuidado su mercado interno y que ésa es una de las principales enseñanzas que localmente dejó la debacle económica internacional agudizada en el 2009.

De enero a abril del 2010, México exportó 564,388 vehículos, un alza anualizada de 78.7%, mientras que las ventas al público en el mercado doméstico llegaron a 249,426 unidades, un incremento de sólo 1% a tasa anual.

Crédito a empresas

Hasta ahora, Nacional Financiera (Nafin) y la SE ofrecen garantías para créditos a las empresas que operan bajo el régimen de pequeños contribuyentes, las personas físicas con actividad empresarial y los medianos negocios, pero no van específicamente dirigidas al sector automotriz.

El esquema está diseñado para que los bancos y sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) otorguen créditos hasta por 15 millones de pesos con la garantía de Nafin.

Las garantías gubernamentales permiten que las instituciones financieras otorguen créditos con tasas de interés equivalentes a TIIE más 8 o 9 puntos, de acuerdo con el monto del crédito y plazo para pagarlo.

Los bancos que participan son Santander, Banregio, HSBC, Banamex, Ve por Más, del Bajío y Banorte, entre otros, y sofomes como Hirpyme, Navistar y NR Finance.

rmorales@eleconomista.com.mx