La aplicación bilateral de aranceles como la que han impulsado Estados Unidos y China, puede favorecer en el margen a la demanda de productos de otros socios, como México o Canadá, advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al propiciarse una reorientación del comercio hacia otro país se limita la posibilidad de tener un cambio significativo en la balanza comercial del impulsor de la medida, consignan especialistas del Fondo.

En el cuarto capítulo del reporte insignia del FMI, el Panorama Económico Mundial (WEO, por su sigla en inglés), divulgado en avanzada desde Washington estiman que la aplicación de aranceles por un tiempo significativamente largo sobre las importaciones de China, impulsará un alza en la demanda de productos mexicanos de entre el 2.8% y 4.3 % respecto del comercio típico entre los dos socios.

En el capítulo, titulado Variaciones de la balanza comercial, dirigidas por fuerzas económicas, no tarifas, estiman que en la eventualidad de que se prolongue la imposición arancelaria de EU sobre productos chinos, se presentará una mayor demanda de importaciones de Canadá, que podrían incementarse en 7.5%; las de Corea del Sur en 10.3% y las de Japón en 9.2 por ciento.

“Los cambios en los aranceles bilaterales han jugado un papel menor en la evolución de los balances comerciales y suelen impactar negativamente en la productividad, la producción y el empleo de largo plazo”, consignaron.

Pero a la larga, la persistencia de estas prácticas para tratar de incidir en la balanza comercial del país que las impone, terminará por afectar al desempeño del comercio mundial y al crecimiento global, sostuvieron.

Un día antes, la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, explicó que una nueva escalada en la tensión comercial, que guíe un aumento de 25 puntos sobre los aranceles de todos bienes comerciados entre Estados Unidos y China, restará 0.6% puntos del PIB anuales al crecimiento de EU; mientras el impacto sobre el PIB de China quitará 1.5% del Producto a su capacidad para crecer en un año.

Al ser la primera y segunda economía del mundo, una desaceleración de su expansión económica será de amplio espectro en el desempeño global, consignaron los especialistas del Fondo.

Demanda y demografía, motores

En el capitulo, divulgado en avanzada del documento completo que será lanzado la semana entrante en el marco de las Reuniones de Primavera del FMI, toman a la experiencia internacional como la muestra para explicar que la tendencia del balance comercial en las últimas dos décadas, tuvo un fuerte vínculo con factores macroeconómicos.

Es decir, son la demanda agregada, la producción total a nivel nacional, las políticas económicas, la demografía y los ciclos de crédito, los elementos que determinan las condiciones de la demanda de importaciones.

Esta reorientación de importaciones no genera un beneficio persé para los nuevos oferentes de bienes y servicios, detalla el capítulo. “Un aumento brusco en los gravámenes puede generar costos económicos significativos de largo plazo y repercusiones en la economía mundial que la pone en una situación más vulnerable”.

Competencia para estimular salarios

Como se ha hecho costumbre, el FMI adelanta los capítulos analíticos del WEO, una semana antes de lanzar por completo el documento donde actualiza sus expectativas de crecimiento mundial. En el capítulo 3, sobre Los precios de bienes de capital, destacan que “los gobiernos deben impulsar constantemente políticas favorables a la competencia para favorecer al crecimiento de la economía y estimular los ingresos salariales de los ciudadanos.

En este capítulo, revisan los resultados de un millón de corporativos que operan en 27 países avanzados y emergentes desde que inició el año 2000, y concluyen que “el aumento en el poder del mercado corporativo hasta ahoa ha tenido un impacto limitado. Pero si no se controla, sí afectará al desempeño de la economía.

Este Jueves 4 de abril, el FMI avanzará los capítulos analíticos de sus reportes Global Financial Stability Report, que es el diagnóstico semestral profundo del sistema financiero mundial, y del Fiscal Report, donde evalúa las condiciones fiscales de las 189 economías miembros.

Estos reportes, junto con el WEO, serán lanzados la semana entrante durante las Reuniones de Primavera del FMI.

ymorales@eleconomista.com.mx