Davos.- El viceprimer ministro turco afirmó este viernes en Davos que no hay ninguna fuga de capitales en su país, a pesar de la fuerte devaluación de su divisa, la libra.

Ali Babacan afirmó que "no ha habido fuga de capitales (...) la gente que invierte en Turquía conserva ahí su dinero", declaró ante los participantes del Foro Económico Mundial.

La libra turca proseguía el viernes su caída batiendo nuevos mínimos históricos ante el dólar y el euro, pese a una masiva y urgente intervención el jueves del banco central para sostener a su divisa. Algo similar ocurría con el rublo ruso, que este viernes cayó a un mínimo histórico respecto al euro.

Todas estas divisas están muy debilitadas desde el verano boreal por el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, aunque cada país tenga además razones internas que también explican la caída de sus monedas nacionales y la retirada de capitales.

La divisa turca llegó a caer durante el día a 2,3360 por un dólar y 3,2069 por un euro.

BANCO CENTRAL INTERVIENE

El jueves, la libra turca aceleró su caída ante el dólar y el euro, lo que obligó al banco central a llevar a cabo su primera intervención directa en dos años, en un contexto de crisis política en Turquía.

El Banco central entró en escena para frenar la caída de su divisa nacional (LT) que se acercaba los 2,30 LT por dólar y superaba 3,11 LT por euro, mínimos históricos.

Esa intervención permitió frenar, al menos de momento, la caída de la libre turca.

Según estimaciones de los analistas, la institución financiera tuvo que utilizar, solamente en la jornada del jueves, entre 1.500 y 2.300 millones de dólares de sus reservas para sostener a la divisa nacional.

La divisa turca, muy fragilizada desde el verano boreal por el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, también se ve afectada desde hace un mes por la inestabilidad política provocada por el escándalo de corrupción que afecta al primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

Desde el 17 de diciembre, la libra turca perdió más del 10% de su valor.

PAÍSES EMERGENTES DIVERSIFICADOS

"Las turbulencias de los mercados en Turquía (...) y ahora en Argentina dan a entender que hay una nueva crisis que golpea a los países emergentes. Pero el mundo emergente se ha diversificado mucho en la última década", comentó este viernes la sociedad de investigación macroeconómica Capital Economics.

Y advierte: "La verdadera conclusión a sacar de estos acontecimientos es que es más necesario que nunca para los inversores distinguir entre los diferentes mercados emergentes".

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su reciente informe sobre la economía mundial, evita los pronósticos sombríos.

"En muchos países emergentes y en desarrollo, el fortalecimiento de la demanda exterior procedente de las economías avanzadas estimulará el crecimiento, aunque persistan fragilidades internas preocupantes", indica el informe.

apr