Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ordenó el viernes revisar normas financieras adoptadas tras la crisis del 2008 y dijo que el miércoles hará un gran anuncio sobre la prometida reforma fiscal.

El punto clave de esa revisión será la llamada ley Dodd-Frank, homologada por su antecesor, Barack Obama, tras la crisis financiera para vigilar a empresas consideradas demasiado grandes como para caer .

Trump había prometido desmantelar esa ley por considerarla un desastre . Alega que encarece el crédito a las empresas.

La ley Dodd-Frank fue sancionada en el 2010 con el objetivo de evitar que las firmas estadounidenses realicen apuestas riesgosas, como las del banco Lehman Brothers, que cayó en bancarrota.

Sin embargo, para Trump fueron las reglamentaciones de la era Obama las que no consiguieron tornar responsables a las firmas de Wall Street .

Agregó: Esas reglamentaciones consagraron el (concepto) ‘demasiado grandes para caer’ y estimularon conductas de riesgo .

Trump firmó tres órdenes ejecutivas para examinar normas financieras en el departamento del Tesoro a donde llegó caminando desde la vecina Casa Blanca.

Estamos aquí para continuar la gran recuperación económica , declaró Trump, quien aseguró que sus órdenes beneficiaron a los trabajadores y a los contribuyentes .

Apenas hizo su anuncio, Stanley Fischer, vicepresidente de la Reserva Federal (Fed) dijo que sería muy peligroso abandonar esas reglamentaciones adoptadas desde la crisis.

Hay algunos aspectos de la ley Dodd-Frank que, si son retirados, podrían tener serias consecuencias en la economía , advirtió en una entrevista con la cadena CNBC

Parece que nos hemos olvidado de que hubo una crisis financiera causada por el comportamiento de los bancos (...) y que causó daños considerables a la economía , dijo Fisher. Millones de personas perdieron sus empleos, sus casas , afirmó

Por otra parte, Trump dijo que el miércoles se hará un gran anuncio sobre la reforma fiscal que ha prometido desde la campaña electoral.

Esa reforma apunta a acelerar el crecimiento económico de Estados Unidos con herramientas como la rebaja de impuestos a las empresas y a los ingresos de la clase media.

Para muchos analistas y políticos, esa rebaja impositiva implica riesgos inflacionarios o de incremento del endeudamiento del gobierno.