Bruselas.- Los ministros de Finanzas de la zona euro se reúnen el lunes en Bruselas para aprobar definitivamente el segundo rescate a Grecia y referirse tal vez a la situación presupuestaria de países como España.

La reunión tendrá lugar en un clima de menor nerviosismo, tras desbloquearse el segundo rescate a Grecia.

Atenas cumplió con las "condiciones necesarias" para recibir el segundo paquete de rescate por 130,000 millones de euros, pendiente desde octubre, dijo el viernes el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, tras anunciarse la inédita operación de canje de deuda griega.

Además de Grecia, los ministros podrían referirse a la situación de España y otros países con dificultades presupuestarias.

La Comisión Europea envió una misión de expertos a España para examinar la situación de las cuentas públicas, luego de que este país anunciara que el nuevo objetivo de déficit para 2012 es el 5.8%, más de lo pactado con Bruselas.

La Comisión había calificado de "serio, grave" el anuncio del jefe de gobierno Mariano Rajoy de que el déficit público de España sería bastante superior en 2012 al 4.4% pactado, para luego llegar en 2013 a un déficit de 3%, el tope autorizado por la UE.

Según una fuente diplomática, "la Comisión Europea quiere conocer los motivos de este desvío presupuestario. Por lo tanto, el Eurogrupo hablará de este tema, aunque no esté en el orden del día oficial de la reunión", indicó.

"Esto no sólo ocurre en España", agregó esta fuente, citando también a Hungría y Holanda.

Además, "probablemente hablemos" de reforzar los mecanismos de estabilidad financiera. "Pero no es seguro que podamos decidir" algo al respecto, advirtió.

Los europeos postergaron el debate sobre un refuerzo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), para darle más tiempo a Alemania, primera economía y mayor contribuyente europeo, que cree que no hay urgencia en darle más vigor.

Los dirigentes europeos preveían que este mecanismo permanente de rescate entrara en vigor en julio con una capacidad de préstamo de 500,000 millones de euros, sustituyendo al provisional Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Pero luego se propuso aumentar su capacidad hasta los 750,000 millones de euros y darle competencias para invertir en el mercado de deuda o recapitalizar la fragilizada banca europea.

Actualmente, se baraja la posibilidad de mantener provisoriamente el FEEF, con una capacidad de préstamo de 250,000 millones, que se sumaría a los 500,000 del MEDE.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene previsto reunirse a mediados de abril, espera que la zona euro tome medidas en la materia para luego aumentar sus recursos de préstamo a Europa.