Mientras China intenta retomar sus actividades tras el largo receso por el Año Nuevo lunar, analistas y banqueros revisan sus estimaciones del impacto económico del coronavirus, que ha golpeado los negocios, retenido aviones en tierra y provocado la muerte de más de 1,000 personas.

La mayoría de los expertos cree que China afronta un impacto económico breve, pero más fuerte de lo que se pensaba originalmente, que se sentirá en todo el mundo. Sin embargo, las expectativas de qué tan dura será la repercusión varían. Los profesionales de la salud y economistas afirman que lo poco preciso de los datos chinos y la falta de precedentes dificultan hacer estimaciones claras.

El Producto Interno Bruto (PIB) chino podría hundirse a 4% en el primer trimestre, según Nicholas R. Lardy, socio senior del Peterson Institute for International Economics. La cifra se compara con la expectativa de Pekín, de un crecimiento anual de 6% antes del surgimiento del virus.

Cálculos de S&P difundidos el martes sugieren que el impacto del virus podría recortar el crecimiento del PIB chino a 5.0% este año. El golpe más fuerte se registraría en el primer trimestre antes del inicio de un repunte en el periodo julio-septiembre.

Muchos economistas y analistas miran la epidemia del SARS del 2002 como precedente histórico, pero en esa época la contribución de China al PIB global era de apenas 4%, frente a 15% del 2017, y sus firmas estaban mucho menos integradas en las cadenas globales de suministro.

Partido Comunista chino tomará medidas específicas

Por otro lado, el Comité Permanente del Partido Comunista de China anunció que aplicará una política monetaria prudente y varias medidas para detener la propagación del coronavirus y contrarrestar el impacto de la epidemia en la economía del país, informó la cadena de televisión estatal CCTV.

Según el reporte, las autoridades chinas continuarán implementando recortes tributarios y de tarifas para aliviar las presiones sobre las empresas chinas, paralizadas en buena parte por las restricciones sobre traslados y actividad laboral.

También se prestará atención en cuidar los niveles de empleo y se impulsará la inversión privada, indicaron las autoridades chinas citadas en el reporte.

Foxconn espera retomar la mitad de su producción

Por su parte, la empresa taiwanesa Foxconn espera retomar la mitad de su producción en China para fines de mes, dijo una fuente a Reuters, después de que la proveedora de Apple y otras empresas tecnológicas hayan iniciado la reapertura de sus plantas clausuradas por el brote de coronavirus.

El mayor fabricante productos electrónicos por encargo del mundo también tiene como objetivo retomar 80% de su producción en China en marzo, añadió la fuente. La reanudación de la actividad de Foxconn tras las vacaciones del Año Nuevo lunar se retrasó por la rápida propagación del virus en China.

Alemania entraría en recesión

En un estudio, Deutsche Bank explicó que “la coyuntura alemana es cada vez más achacosa” y que los datos de producción industrial, entrada de pedidos y ventas minoristas de diciembre han sido muy débiles y apuntan hacia una ligera caída del PIB en el cuarto trimestre.

“Además, el coronavirus es un riesgo para la recuperación global”, porque se reducen las esperanzas de una recuperación de la economía china, dijo Stefan Schneider, economista en jefe para Alemania de Deutsche Bank, por lo que este factor podría costar también al PIB alemán 0.2 puntos porcentuales en el primer trimestre, así que parece posible una recesión técnica en el semestre de invierno, el cuarto trimestre del año pasado y el primero de éste.

Banco de Singapur evacúa a más de 300 empleados

DBS, el banco más grande de Singapur, evacuó este miércoles a 300 empleados de su sede tras saber que un miembro de su personal estaba infectado por el nuevo coronavirus.

“Como medida de precaución, nos aseguramos de que todos nuestros empleados en el piso afectado del Marina Bay Financial Centre Tower 3 abandonaran la oficina, para trabajar desde sus casas”, señaló DBS en su comunicado, en el que añadía que la zona afectada estaba siendo limpiada concienzudamente y desinfectada según las pautas del Ministerio de Sanidad.

APPLE

China es el mayor consumidor de móviles y televisores del mundo, y el segundo de computadoras personales. Un frenazo brusco del consumo tendría grandes consecuencias en las cifras de ventas de muchos fabricantes de tecnología. Este país es el segundo mayor mercado de Apple, con ingresos de 13,600 millones de dólares en el último trimestre.

Según cálculos del Financial Times, 290 de las 800 instalaciones de proveedores de Apple están en zonas afectadas por este retraso en la reapertura de las instalaciones.

La compañía estadounidense emplea a más de 10,000 personas en aquel país.

FOXCONN

La compañía Foxconn anunció el viernes que pondrá en marcha la producción de mascarillas en su fábrica de la región de Shenzhen, China.

Las primeras mascarillas las destinará para proteger a sus trabajadores de la infección. Asimismo, detalló que utilizará equipos infrarrojos para medir la temperatura en sus instalaciones y ayudar así en la detección del virus en su plantilla.

AMAZON

Amazon decidió retirarse del Mobile World Congress en Barcelona, debido a las preocupaciones sobre la propagación del virus. Asimismo, estableció ciertas limitaciones para sus trabajadores que vayan a China, dijo Brian Olsavsky, director financiero de Amazon, durante una conferencia.