La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) inició este lunes el análisis de un amparo que busca obligar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a revelar los nombres de contribuyentes a los que en el 2007 les fueron cancelados créditos fiscales por un monto global de 73,000 millones de pesos, tras respetar el concepto del secreto fiscal.

En una votación que se definió por ocho a dos, el pleno de la Corte declaró constitucional el artículo 69 del Código Fiscal de la Federación, que ordena guardar absoluta reserva en lo concerniente a las declaraciones y datos suministrados por los contribuyentes o por terceros con ellos relacionados, así como los obtenidos en el ejercicio de las facultades de comprobación.

Para el ministro Arturo Zaldívar, autor de la propuesta, este artículo debe limitarse a los datos personales de los contribuyentes, que también pueden revelarse por razones de interés público en casos concretos que justifiquen esa apertura.

Zaldívar replicó que es muy importante para la vida pública del país, a lo que el ministro Ortiz Mayagoitia respondió que, si se va a dar este beneficio a la solicitante de información, se debería proporcionar también deudores del SAT, que no fueron parte de este juicio.

Los ministros José Ramón Cossío y Juan Silva Meza votaron por la inconstitucionalidad del artículo 69, por considerar que establece una reserva genérica y total que no permite juzgar caso por caso si existe la posibilidad de entregar al menos parte de la información.