La balanza comercial agrícola de 2020 ascendió a 3,668 millones de dólares, casi siete veces el valor de 2010, informó el Banco Central de Reserva (BCR). Este desempeño es un reflejo, principalmente, del mayor crecimiento promedio en los últimos 10 años de las exportaciones (10.1%), respecto a las importaciones (4.3 por ciento).

La evolución de las exportaciones agrícolas obedece a las altas tasas de crecimiento (la mayoría de dos dígitos) de sus principales productos y, en menor medida, por su diversificación. En efecto, el número de productos se elevó en 34.4% entre 2010 y 2020 y la participación de los 10 primeros productos pasó de 65% a 72 por ciento. Destacaron las frutas frescas y congeladas, el cacao y la quínoa.

Con estos resultados, el sector agrícola se ha consolidado como el segundo en importancia en las exportaciones totales, luego del sector minero. Las exportaciones peruanas de productos como arándanos, espárragos y quínoa, se ubican en el primer lugar del ranking a nivel mundial.

A diferencia de las exportaciones, la mayoría de los principales productos agrícolas importados ha tenido menores tasas de crecimiento y su participación en el total de compras al exterior de productos agrícolas (alrededor de 78%) no ha cambiado significativamente. Entre los principales productos importados destacan los cereales en grano, como el maíz, trigo, soya, arroz y el aceite de soya.

En el periodo enero- agosto 2021, la balanza agrícola ha sumado 1,688 millones de dólares debido al mayor crecimiento de las importaciones (26.7% interanual).