“Sí tenemos que preocuparnos de la calificación, pero sobre todo de aumentar la producción de Pemex”, aseguró Arturo Herrera, quien será formalmente titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una vez que sea ratificado en la Cámara de Diputados el próximo jueves.

Al comparecer ante la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, en la que se aprobó el dictamen para su ratificación con 22 votos a favor, seis en contra y cero abstenciones, explicó a los diputados que era momento de apoyar a la petrolera, pues en los últimos 14 años redujo su producción en más de 1.7 millones de barriles diarios.

“Nos toca ahora apoyar a Pemex, que no sólo es una de las principales fuentes de empleo, sino también uno de los activos económicos y financieros más importantes del país”, acotó quien todavía la semana pasada era subsecretario de Hacienda.

Admitió que, si bien es un reto de naturaleza compleja, confía en la estrategia de reducir la carga fiscal de Pemex para mejorar su situación financiera y en incrementar la recaudación para no afectar a las finanzas públicas.

“Pemex necesita invertir más fundamentalmente en exploración y producción, para eso necesita un tratamiento tributario distinto; la carga tributaria de Pemex era tan alta que ellos preferían no operar en algunos campos porque perdían dinero, es decir, le daban más dinero a Hacienda que lo que ganaban”.

Con respecto a si hay riesgos de que las calificadoras degraden más la nota de la petrolera o del país, respondió: “el Plan de Negocios es el primer paso de diálogo con las calificadoras”.

Comentó que si bien mantendrán una conversación permanente con las calificadoras, habrá menos declaraciones con respecto a Pemex, debido a que todos los emisores en Estados Unidos tiene una etapa de blackout, es decir, periodo de veda, porque reportan la información trimestral y Pemex entra en ese proceso el próximo 19 de julio.

Ante los cuestionamientos de diferentes diputados sobre por qué no asistió a la última reunión del Consejo de Administración de Pemex para avalar el Plan de Negocios, dijo que él ya se había reunido anteriormente con el director de Pemex. En su lugar fue Victoria Rodríguez, como sustituto suplente del subsecretario de Hacienda, quien también puede participar en las sesiones del consejo.

“Sólo hubo dos ocasiones en las que no fui a la reunión del consejo, una de ellas que no era un consejo menor, pero ya me había reunido con el director general”.

Convencido de que se va por la ruta correcta para recuperar la producción de Pemex, Herrera indicó que están armando el esquema de financiamiento, el cual debe ser consistente con los plazos y tiempos que Pemex necesita para llevarlos a cabo.

“A veces por exigirle de más a Pemex se han tenido errores en la operación como el campo de Xanab, donde por querer sacar rápido el petróleo se inundó y perdimos dinero. Entonces, tenemos que hacerlo bien, pero, hay que irnos despacio”.

“Quiero ser pragmático”

El diputado del PT Reginaldo Sandoval Flores cuestionó a Herrera su postura teórica como economista, pues le preocupa el hecho de que se quiera nombrar a Carlos Noriega como subsecretario de Hacienda, ya que considera que no ha hecho un buen trabajo para mejorar las pensiones de los trabajadores.

Herrera respondió que él no tiene la responsabilidad de nombrar al subsecretario y aclaró que su postura económica es poco ortodoxa.

“Mi formación educativa fue muy variada y me hizo tener una visión poco ortodoxa en el sentido de que quiero ser pragmático las decisiones que tenemos que tomar. Se necesitan bases sólidas”, expuso el economista egresado de la UAM Iztapalapa con maestría en El Colegio de México, que también está por terminar un doctorado en la Universidad de Nueva York.

Aseguró que, al cierre de junio, no se observará un subejercicio; “se ha ejercido 49% del presupuesto”.

Reforma fiscal será necesaria

Herrera, que fue nombrado por el presidente como secretario de Hacienda en sustitución de Carlos Urzúa, consideró que, para enfrentar el bajo crecimiento económico y la desigualdad en el país, se requerirá una reforma fiscal.

“Tarde o temprano debemos pensar en la estructura de una reforma fiscal, es algo que vamos a tener que pensar y diseñar y que lo tendrán que aprobar, es una tarea en conjunto”, dijo a los diputados.

Antes de hacer esta reforma, expuso, la estrategia del gobierno es que en los primeros tres años del sexenio se cierren las brechas de la evasión fiscal, que el SAT cobre mejor, y que se tenga un uso eficiente de recursos, mediante una política de austeridad.