George Soros advirtió de que la política global podría estar conduciendo al mundo a otra debacle financiera. "Es posible que nos encaminemos a otra gran crisis financiera", dijo en París el célebre inversionista, informa Financial Times.

Soros considera que el enfriamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Europa impactará negativamente en la economía europea y agravará la "crisis existencial" que, según el magnate, padece la región.

A este respecto, Soros señaló que en Europa "todo lo que podía salir mal, ha salido mal" y ha añadido que, para superar sus cada vez "más graves" problemas, la unión necesita "reinventarse".

A juicio de Soros, los grandes problemas de la Unión Europea son la crisis de refugiados, el auge del populismo, la fragmentación territorial ejemplificada por el Brexit, y los efectos de la política de austeridad generada a raíz de la crisis financiera, un fenómeno que, en su opinión, "ha obstaculizado el desarrollo económico de Europa".

En este escenario, el magnate y filántropo cree que decir que Europa se encuentra en peligro existencial "no es una forma de hablar, sino la dura realidad".