Ante la caída del precio de la mezcla mexicana, analistas del sector energético dudan que para el cierre de este año el gobierno federal perciba excedentes petroleros, lo cual afectaría principalmente a los estados productores de crudo como que reciben un recurso adicional.

Campeche, Tabasco, Veracruz, Chiapas, Puebla, Tamaulipas y San Luis Potosí, se dedican a la producción y explotación de crudo.

Los recursos provienen del Fondo General de Participaciones y del Fondo de Fomento Municipal, ambos financiados por los excedentes petroleros, pero este año quizá no perciban por la caída del precio del petróleo, lo que significaría que los estados podrían ver afectados su presupuesto.

En los últimos años nos habíamos acostumbrado a recibir excedentes porque el precio de la mezcla siempre era más alto a lo que se había establecido en el presupuesto, pero esto va a ser diferente en este año , dijo Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados.

En el año el precio de la mezcla se ha ubicado por abajo de los 40 dólares, muy lejos de los 79 dólares asignados en la Ley de Ingresos 2015.

Para este año no podríamos esperar excedentes petroleros debido a que el gobierno federal propuso un precio del petróleo de 79 dólares por barril, y a diferencia de otros años, en este año, en vez de subir, bajaron los precios a más de 40 dólares , destacó Labardini.

Sólo en caso de que a medio año el precio repunte, posiblemente sí habrá excedentes .

Los excedentes petroleros son aquellos recursos que se obtienen de una producción que se vendió a un precio mayor al que se asignó en la Ley de Ingresos. Es decir, si el gobierno consideró un precio de referencia de 80 dólares por barril, pero el precio es de 100 dólares, existe un diferencial de 20 dólares, lo cual representaría el excedente.

Por otra parte, Jorge Luis Lavalle, integrante de la Comisión de Energía del Senado, dijo que los estados que son productores de petróleo sólo recibirían recursos por el impuesto especial para las actividades superficiales en materia de hidrocarburos.

Para el senador panista, una de las opciones que debería considerar el gobierno federal para mantener equilibradas las finanzas públicas es incrementar la producción del petróleo. Sin embargo, Gonzalo Monroy, director de la consultora GMEC, consideró que aun con la reforma energética no es posible que la producción aumente en el corto plazo de manera significativa.

Subir o bajar la producción no es una cuestión de voluntad. El único país que tiene capacidad de crear más producción es Arabia Saudita. El escenario de México es más complicado porque nuestros principales campos están en declinación como Cantarell, que en el 2013 producía 2.2 millones de barriles y hoy está por debajo de los 400,000 barriles, es decir, una caída de casi 80 por ciento .

La producción de México ha descendido cerca de 25%, en la última década.