Suman 18 los despachos de análisis internacionales que esperan un crecimiento del PIB mexicano de entre 3.5 y 4.1%, es decir, 75% de la muestra que mensualmente consulta LatinFocus.

A nivel general, son siete las corredurías que traen previsiones de alzas anuales en sus proyecciones del PIB superiores a 3.8%, lo que hace del mes de junio el sexto consecutivo de correcciones positivas sobre la actividad económica mexicana.

En el promedio, este renovado optimismo llevó al consensus forecast de junio a un crecimiento del Producto de 3.6%, nivel que incorpora un cuarto incremento mensual consecutivo.

El motor de la revisión a la alza está en el resultado del PIB al primer trimestre del año y el fortalecimiento del mercado interno que trae la economía.

Este consenso está en el límite superior de la expectativa oficial del Banco de México (Banxico), que estima lograr un incremento del PIB de 3.3 a 4.3% y se encuentra ligeramente arriba de la proyección del Fondo Monetario Internacional, de 3.6 por ciento.

PRODUCCIÓN SE FORTALECE

Según el análisis de LatinFocus, el sentimiento de los empresarios de manufacturas llegó al nivel más alto en cinco años.

También fundamenta esta percepción en el índice de la construcción, que en su opinión trae una importante expansión desde marzo pasado. El consenso de los panelistas, según la consultoría, anticipa un incremento de 3.75 en la producción este año y un ligero incremento para el 2013, de 3.8 por ciento.

RESERVAS RENOVADAS

Según las observaciones de LatinFocus, las remesas continúan ganando impulso. De hecho, observan que para abril había un crecimiento de 2,000 millones de dólares. En el mismo mes del año pasado, este saldo fue de 1,900 millones de dólares.

Los panelistas esperan, según la consultoría, que continúe la recuperación de las reservas, con un incremento de 23,700 millones de dólares y esperan un aumento de 25,100 millones.

Según sus estimaciones, las remesas que ingresarán al país este año podrían sumar 23,200 millones de dólares.

DESACELERA EL 2013

Para el 2013 se observa un retorno a las previsiones que traían los analistas en diciembre, cuando preveían un crecimiento de 3.4 por ciento.

Este consenso está en el límite inferior de la expectativa oficial del Banxico de que se logrará un incremento del PIB de 3 a 4 por ciento.