A la espera de que el próximo 23 de julio se revelen los resultados de las pruebas de tensión que el Comité de Supervisores de Bancos Europeos (CEBS, por su sigla en inglés), el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, recibió con agrado la promesa de publicar los resultados de las pruebas de estrés .

La atención quedó centrada ahora en la publicación el 23 de julio de las pruebas de estrés de los bancos europeos, para asegurar a los mercados preocupados por la posibilidad de que algunos bancos quizá oculten pérdidas en los bonos gubernamentales y otras obligaciones de países en apuros como Grecia, Portugal y España.

Trichet rechazó las sugerencias que el resultado podría sumarse a la crisis de la deuda europea al sacar a la luz nuevos problemas. Agregó que el BCE quedó convencido, desde el primer momento, que la transparencia es una virtud y es acertado que el mercado vea exactamente cuál es el resultado de estas pruebas.

Creemos que se trata de fomentar la confianza , indicó.

Europa publicó el miércoles la lista de los 91 bancos que participan de las pruebas de tensión financiera, incluidas muchas financieras regionales que los mercados sospechan que están entre las más débiles, mientras busca restaurar la confianza en el sector.

El ejercicio es conducido sobre una base de banco por banco, usando escenarios macroeconómicos comunes , dijo el Comité de Supervisores de Bancos Europeos (CEBS).

También prevén condiciones adversas en los mercados financieros y una sacudida de las tasas de interés para capturar un aumento de las primas de riesgo en los mercados de bonos, dijo CEBS, que tiene su sede en Londres.

La mayoría de los grandes bancos de Europa estaba en la lista, la que también incluye a muchos bancos regionales alemanes y españoles, a los que se considera entre los más débiles.

Hubo menos detalles de lo que muchos esperaban en el documento que analiza a las instituciones financieras .