Un estudio global de HSBC revela que los llamados Millennials (incluidos los mexicanos) sí tienen en el radar tener una casa propia en el futuro. Sin embargo, la mayoría considera que requiere un mayor salario para lograr esa meta.

El estudio Más allá de los ladrillos. El significado del hogar que HSBC realizó a más de 9,000 personas en nueve países, destaca que, en México, las ambiciones de los Millennials por adquirir una vivienda son reales, pero también hay crecientes retos para llevarlas a cabo.

Pretenden adquirir una vivienda 94% de los Millennials en los siguientes cinco años. Actualmente sólo 46% son dueños de una , refiere el documento.

Pero al mismo tiempo, 68% de los consultados tiene necesidad de un mayor salario para poder adquirir una vivienda. La combinación de un lento crecimiento salarial, que se proyecta sea de 1.9% en el 2017, y los precios a las propiedades elevándose más de 5%, hacen improbable que todos puedan alcanzar su meta .

HSBC resalta que el reto de la solvencia se destaca por el hecho de que dos tercios (66%) de los Millennials que pretenden adquirir una propiedad dentro de los siguientes dos años, aún carecen de lo suficiente para un enganche, y de que más de un tercio (37%) adquirirá una propiedad distinta a la que quisiera.

De acuerdo con el estudio, tan es así que a los Millennials les gustaría tener una casa propia, que estarían dispuestos a realizar diversos sacrificios económicos para lograrlo como: gastar menos en diversión; comprar una vivienda más pequeña de lo que se quisiera; retrasar la etapa de ser padres; mudarse con un familiar para ahorrar el enganche; y rentar alguna de las habitaciones para ayudar a pagar la hipoteca.

Roberto Gándara, director de Hipotecario y Auto de HSBC México, refiere que los Millennials son un sector que va en ascenso, y que tiene la intención de adquirir una vivienda en los próximos cinco años, pero que gran parte tiene salarios por debajo de los 20,000 pesos.

En el caso de HSBC México, el promedio de préstamo para vivienda es de 1.1 millones de pesos, por lo que un cliente tiene que ganar entre 25,000 y 27,000 pesos mensuales para adquirir un financiamiento. No obstante, el directivo aclara que este banco de origen británico otorga préstamos a quienes tienen ingresos desde 10,000 pesos para créditos que van desde los 550,000 y 600,000 pesos.

Aclara que, aunque quizá con este último monto el cliente no adquiera la vivienda deseada, puede iniciar su patrimonio y en unos años más, cuando ya perciba mayores ingresos, comprar el inmueble añorado. HSBC quiere acompañarlos en esa fase , expresa.

El estudio también revela que los Millennials tampoco tienen un plan cuando se trata de adquirir vivienda. Más de dos de cada cinco (43%) no cuentan con un presupuesto general en mente y casi la otra mitad (49%) sólo ha establecido un presupuesto aproximado. Únicamente 8% tiene un presupuesto exacto en mente .

Y de los que ya han comprado una vivienda propia, lo lograron en parte por el apoyo de la familia, en especial de los padres. Más de dos de cada cinco (41%) de los Millennials propietarios han recurrido al ‘banco de mamá y papᒠpara financiamiento. Además uno de cada cinco (21%) de los Millennials propietarios se mudaron de nuevo con sus padres para ahorrar el enganche .

Buen año para vivienda

Pese al entorno de volatilidad económica, Roberto Gándara espera que el 2017 vuelva a ser un buen año para el banco en materia de colocación de crédito hipotecario. En el 2016 el crecimiento de la cartera, que asciende a los 35,000 millones de pesos, creció 16.5% y el estimado para este año es que vuelva a ser de dos dígitos. Las condiciones económicas siguen favorables , dice.

El directivo comenta que, debido al alza de las tasas de interés por parte del Banco de México (Banxico), HSBC ya ha subido las hipotecarias entre 1 y 1.5 puntos porcentuales. Aun así, menciona que en este banco están entre 9.39% y 11.19%, y no ve, de momento, que vuelvan a incrementarse.