Standard and Poor's recortó este martes la nota de los bonos griegos a "default selectivo", luego que el país lanzara el lunes una operación de recompra de parte de su deuda.

De esta forma, el país, centro de la crisis de la deuda en Europa, se encuentra a un escalón de la calificación "default", que ya había recibido por parte de S&P, que luego mejoró su nota a "CCC" en mayo.

En agosto la agencia había otorgado una perspectiva "negativa" a la deuda del país, lo que auguraba la posibilidad de un recorte futuro.

La categoría de "default selectivo" implica que S&P cree que Grecia ya no puede honrar los pagos de una parte de su deuda.

Grecia, centro de la crisis de la deuda europea, espera la entrega de un tramo del rescate financiero pedido por el país, de 44,000 millones de euros, bloqueados desde hace varios meses por la Unión Europea y el FMI.

De acuerdo a un compromiso alcanzado en Bruselas el 27 de noviembre, Grecia lanzó un programa de recompra de una parte de su deuda.

Esta propuesta de canje es una condición impuesta a Grecia para recibir la ayuda externa.

Los primer resultados de esta oferta se esperan antes del 13 de diciembre.

apr/klm