El Servicio de Administración Tributaria (SAT) se apoyará de 38 convenios internacionales de intercambio de información entre los que se encuentran países considerados como paraísos fiscales para buscar presuntos evasores de impuestos, advirtieron especialistas de la firma Ernst & Young (E&Y).

En conferencia de prensa, indicaron que si bien no se tienen cifras oficiales del monto de inversiones en esos lugares, en el último año salieron del país 9,300 millones de dólares, cuyo destino se desconoce y que podrían estar dentro del terreno de los delitos que se indican en el Código Fiscal de la Federación.

Consideraron que pese a la ausencia de cifras oficiales, la medida que se incluyó como parte de la Resolución Miscelánea 2012 denota la preocupación por el fenómeno de la evasión y la pérdida del control de gravar la riqueza que se genera en el extranjero.

PECES GORDOS

Sin embargo, estimaron conveniente que además de la cooperación internacional, debería existir una legislación local para dar una mayor certeza jurídica a los contribuyentes, ya que la Resolución Miscelánea tendrá una vigencia de un año.

Jorge García y Ricardo Villalobos explicaron que esta iniciativa no es exclusiva de México, por lo que descartaron que la miscelánea tenga algún tinte político en un año electoral para perseguir a contribuyentes con activos personales muy grandes. No tiene nada que ver con el aspecto electoral.

Son acuerdos bilaterales que ya se venían negociando , enfatizaron. Recordaron que desde hace tiempo se ha venido trabajando en el plano internacional desde varios ángulos.

Se tienen los acuerdos de intercambio de información con base en el modelo de la OCDE, los convenios para evitar la doble tributación y otras iniciativas adheridas a la convención internacional para la asistencia mutua en materia fiscal, en la que no se requiere un acuerdo para solicitar información.

Afirmaron que la búsqueda de los presuntos evasores no es con fines recaudatorios, sino para tener la seguridad de que las operaciones fiscales llevadas a cabo en otras partes del mundo son las correctas. Por ello, recomendaron a los contribuyentes estar preparados para no incurrir en algún error ante el fisco.

REFORMA FISCAL

Los fiscalistas consideraron que si bien no se debe satanizar a las inversiones en el exterior en países con un esquema de baja o nula imposición fiscal, cada operación se debe hacer conforme a la ley para minimizar los riesgos.

No obstante, opinaron que de nada sirve tener una legislación muy buena si no se tiene información importante, como la de la riqueza generada fuera del país.

Además, establecieron que sería oportuno poner sobre la mesa la necesidad de contar con una reforma fiscal que contemple este fenómeno así como otras medidas extremas, como el congelamiento de cuentas bancarias en donde se están llevando acciones incorrectas en perjuicio de los derechos de los contribuyentes.

leonor.flores@eleconomista.mx