El Servicio de Administración Tributaria (SAT) recuperó, entre enero y septiembre de este año, 30,500 millones de pesos de adeudos fiscales de contribuyentes.

En un taller para medios de comunicación, Héctor Vázquez Luna, administrador general de Recaudación del SAT, informó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador heredó, del sexenio pasado, una cartera vencida de 1 millón 700,000 registros, los cuales representan alrededor de 800,000 millones de pesos de adeudos fiscales.

Añadió que, a septiembre, el SAT, a cargo de Margarita Ríos-Farjat, ha cancelado adeudos fiscales por alrededor de 100,000 millones de pesos.

En este sentido, Flora Castillo Contreras, administradora central de Cobranza del SAT, informó que del número de adeudos se han recuperado 30,500 millones de pesos, 118% más de lo que tenían previsto en el periodo. Sin embargo, no refirió cuánto se recuperó en el mismo periodo del año pasado.

Para el cierre del año, agregó Castillo Contreras, el órgano recaudador tiene la meta de recuperar 43,000 millones de pesos.

Vázquez Luna explicó que a esta recaudación se le conoce como recaudación secundaria, ya que representa una pequeña parte de la recaudación total que obtiene el gobierno federal. Está compuesta no sólo por los ingresos que se obtienen del cobro de adeudos fiscales, sino también de las auditorías que hace la autoridad fiscal.

Explicó que la recaudación primaria es aquella que se genera a través del pago, en tiempo y forma, que hacen los contribuyentes cada año, la cual representa alrededor de 95% de los ingresos tributarios totales, mientras que la secundaria supone apenas 5 por ciento.

Reitera diferencia entre cancelación y adeudo

Obed Jese Luján Caracas, administrador central de Cobranza del SAT, recordó la diferencia entre la condonación fiscal y la cancelación de adeudos, ello tras darse a conocer un estudio de Mexicanos Contra la Corrupción sobre cancelaciones fiscales.

El SAT aseveró que “no hay ningún delito” en lo que se refiere a la cancelación de créditos fiscales, además de reiterar la diferencia entre la cancelación y condonación de impuestos.

Indicó que es importante reconocer la diferencia entre cancelación y condonación de impuestos, ya que la primera no supone un perdón total de la deuda del contribuyente ante el fisco.

Añadió que al momento de cancelar un crédito fiscal sólo se da una baja contable; es decir, no se libera al causante de la obligación de pago de sus impuestos. En cambio, en el caso de las condonaciones fiscales —las cuales se han eliminado salvo casos excepcionales— esto sí es un perdón total de los impuestos que debe el causante.

La cancelación de créditos fiscales es similar a la cartera vencida de los bancos. Además, el SAT toma acciones al respecto, como incluir al contribuyente en el buró de crédito, cancelación de sellos digitales, así como el congelamiento de cuentas bancarias, entre otras.

“Se congelan las cuentas y se hacen las transferencias de las mismas para ir recuperando el crédito fiscal pendiente”, agregó Luján Caracas.