El Servicio de Administración Tributaria (SAT) canceló casi 4,700 créditos fiscales, los cuales en algunos casos se debió a que resultaba más caro cobrarlos que anularlos debido a su tamaño, explicó el jefe del organismo recaudador, Aristóteles Núñez.

Luego de participar como testigo en la firma de un convenio de colaboración entre la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) y la Asamblea Legislativa de Distrito Federal, explicó que la cancelación se da cuando hay insolvencia o incosteabilidad del cobro.

En muchos de los casos se trata de créditos muy pequeños en donde sale más caro cobrarlos que cancelarlos , dijo en entrevista.

El funcionario comentó que la publicación de estas cancelaciones, así como de la lista de contribuyentes incumplidos, forma parte del proceso de transparencia gradual que lleva a cabo la administración pública.

Recordó que la lista se actualizará cada 15 días, y este lunes se informó, además de las cancelaciones, sobre condonaciones durante el mes de enero y los primeros días de febrero, las cuales se trataron de multas.

En su más reciente actualización a la lista de incumplidos, el SAT incluyó datos de 5,610 contribuyentes, de los cuales, 470 corresponden a créditos firmes, 341 a financiamientos exigibles, 4,697 a prestamos cancelados, 97 con créditos condonados y cinco con sentencia condenatoria ejecutoria.

apr