La Regla Volcker preocupa a todos los bancos y a las autoridades mexicanas, ya que afectará a todos los participantes del sector, a través de mayores costos operativos en la negociación con valores y la imposibilidad de negociar con valores gubernamentales.

La regla Volcker afectará a todos los bancos en México, sean del tamaño que sean, por lo que ya enviamos nuestros comentarios a la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, junto con otros muchos países. Esperamos tener el próximo mes una evaluación del impacto de esta regla en el sector bancario mexicano por parte del Financial Stability Board , reveló Juan Manuel Valle, titular de la Unidad de Banca, Ahorro y Valores de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La regla Volcker obliga a los bancos registrados para operar en Estados Unidos a que dividan sus operaciones de la banca de inversión de su negocio de banca al menudeo, además de prohibir que puedan negociar en fondos de inversión de deuda de gobiernos, generando mayores costos operativos para los bancos, pues tendrían que crear dos administraciones diferenciadas en un solo grupo.

EL ORIGEN DE LA REGLA

Esta regla nace del exdirector de la Reserva Federal y actual asesor económico de la Casa Blanca, Paul Volcker, con la finalidad de evitar el riesgo de que los bancos comerciales utilicen el dinero de los depósitos de los clientes en operaciones en mercados bursátiles, además de que se limite el impacto de una posible crisis bursátil en los activos de los ahorradores.

Si bien, ninguna instancia local ha calculado el monto de afectación para los bancos, estar obligados a llevar a cabo administraciones diferenciadas elevaría los costos de operación para las instituciones y en última instancia para los usuarios de estos servicios.

Además, la nueva normatividad prohibiría que los bancos que tienen su sede en EU puedan operar con bonos de gobiernos locales, donde se encuentran sus filiales, es decir, en el caso de los bancos estadounidenses que operan en México no podrían operar con Cetes.

Para Javier Arrigunaga, director del Grupo Financiero Banamex, la regla Volcker debe de ser adecuada para cada país y contexto, por lo que es imprescindible que se negocie de forma correcta, ya que afectaría significativamente a los bancos en México.

Bajo la regla Volcker, Banamex por ser filial de Citigroup no podría operar con Cetes del gobierno federal mexicano. Actualmente este banco es el principal operador de estos instrumentos, con cerca de 14% de las operaciones diarias del mercado.

En una carta enviada por el Banco de México a la Reserva Federal en febrero pasado se establece: La regla propuesta aumentaría significativamente los costos de las actividades de los usuarios finales en los mercados de materias primas, incluyendo aquellos con la única finalidad de cobertura de las actividades comerciales .

De acuerdo con las autoridades financieras de Estados Unidos, la regla Volcker debería estar lista para su implementación el próximo 21 de julio, por lo que los bancos en México están muy preocupados sobre sus implicaciones.

Para el titular de la Unidad de Banca de la SHCP, el proceso está abierto a discusión, donde la Fed recibió cerca de 17,000 comentarios de todo el mundo, tanto de autoridades como de bancos privados. Lo bueno es que los países avanzados no ven positiva la redacción de la regla, lo que apoya la discusión en favor de que ésta se modifique antes de ser aprobada en Estados Unidos , aseguró Juan Manuel Valle.