Con resultados nunca antes vistos en la historia de nuestro país, el Servicio de Administración Tributaría (SAT) superará en 20% el monto de recaudación de impuestos previsto en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) del 2015, informó Adrián Guarneros.

El administrador general de Planeación en el Servicio de Administración Tributaria comentó que derivado de la caída en el precio y producción de petróleo, hoy los ingresos tributarios son más estables y se consolidaron como el principal sostén del gasto público.

El 2015 será recordado en la historia tributaria de México como el año en el que se despetrolarizaron las finanzas públicas y se consolidaron los impuestos como la principal fuente de ingresos, lo cual es una muy buena noticia para el país , argumentó.

En entrevista con El Economista, dijo que dados los resultados obtenidos a lo largo del sexenio, por la implementación de la reforma hacendaria y una mayor conciencia tributaria entre la población, en los últimos dos años se han presentado los crecimientos más grandes de los ingresos tributarios desde 1998.

De acuerdo con la LIF del 2015, la meta de recaudación tributaria es de alrededor de 2 billones de pesos, se prevé que este año sea superada en 20% y respecto del año anterior, el incremento es cercano a 30%, porcentajes nunca antes vistos, insistió.

Este año que termina esperamos tener el crecimiento de recaudación más grande de toda la historia tributaria, cercano a 20%, con lo que México alcanzará una recaudación de alrededor de 13% del Producto Interno Bruto (PIB), superando las expectativas , de acuerdo con datos de Hacienda e Inegi, agregó.

Explicó que por muchos años este indicador (la recaudación de impuestos como proporción del PIB) se mantuvo por debajo de 10%; la historia marca que en el 2014 se logró saltar dicho umbral y se espera que en el 2015 se incremente por arriba de 2 puntos porcentuales.

Sin embargo, con base en las cifras más recientes de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene la proporción más baja de ingresos tributarios a PIB, que con su metodología se ubican en alrededor de 19.5%, mientras el promedio mundial es de 32.7 por ciento.

En el contexto internacional México sigue recaudando poco, pero es un hecho y una buena noticia que en el 2015 nos situaremos entre los países que alcanzarán un mayor dinamismo en su recaudación de impuestos y será el de mayor impulso , aseguró.

Datos del Informe mensual de las finanzas públicas y la deuda pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), revelan que en octubre del 2015, los ingresos tributarios no petroleros fueron superiores en 19% y los recursos petroleros tuvieron una reducción de 48.5 por ciento.

IVA, ISR y comercio exterior, los más representativos

Adrián Guarneros explicó que fueron tres rubros del esquema tributario vigente los que lograron impulsar la recaudación de impuestos en nuestro país, fortaleciendo así las finanzas públicas y abatiendo la caída de los ingresos petroleros.

Destacó el mayor dinamismo del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que con la entrada en vigor de la reforma fiscal y la homologación del mismo en la zona fronteriza del país desde el 2014 se mantiene entre los gravámenes con mayor recaudación.

También, evidenció que el Impuesto Sobre la Renta (ISR) en el 2015 tendrá el mejor desempeño al menos desde 1990; seguido de los impuestos al comercio exterior, sobre todo el de las importaciones, que rompió con una tendencia a la baja impulsado por el combate a la informalidad y a la modernización aduanera.

No sólo la parte de política tributaria, admitió, es la que ha llevado a dichos resultados, también, son importantes los elementos de modernización con los que el fisco automatizó su labor y agilizó el pago de impuestos en México.

Ello es percibido por los contribuyentes, ya que en realidad son ellos los agentes de este cambio, no debemos olvidar que el SAT sólo es un vehículo para recaudar los recursos que la propia sociedad importa, son ellos quienes llevan el mérito , matizó.

Además, aludió a que aunado a una mayor recaudación de impuestos, el padrón de contribuyentes en el 2015 creció a una tasa anual de 12.8%, y en lo que va de la administración, el incremento es de 31.1%, ya hay más de 50 millones de pagadores de impuestos en el país.

Otro dato histórico, reveló, es que este año será el de mayor crecimiento de declaraciones anuales, alcanzando 13.6%, donde lo más relevante son los pagos que hacen los contribuyentes y que ayudan a fortalecer al erario público.

Las medidas implementadas están teniendo efecto; muestra de ello es que 13% de crecimiento de las declaraciones anuales se debe a nuevos causantes, es decir, a gente que en el 2014 no contribuyó , dijo.

Para el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aún hay muchos retos pendientes, el 2016 será un año de consolidación de proyectos tecnológicos en el que se integrarán nuevos mecanismos y beneficios para los contribuyentes.

Cuestionado sobre cuánto podría incrementar la recaudación tributaria en el 2016, Guarneros aseguró que el reto es mantener los montos históricos que se lograron en el 2015. No habrá un cambio sustancial en el precio del petróleo, por lo que los ingresos petroleros se mantendrán con una tendencia decreciente.

Bajo este tenor, para las finanzas públicas es doblemente importante sostenerlos y se instrumentarán medidas internas para coordinar los esfuerzos y lograr dicho objetivo . La meta ya está en la LIF del 2016 y se debe superar.

Es una meta ambiciosa porque aparte de un escenario histórico; en el 2015 obtuvimos una recaudación muy relevante. El reto es conservar en el siguiente año los mismos resultados, aún no podemos estimar cuánto podemos sobrepasar la meta , concluyó.

[email protected]