El nulo crecimiento que presentó la economía mexicana durante el tercer trimestre del año tuvo un impacto directo en los ingresos presupuestarios del sector público, especialmente en los recursos que se obtienen por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre la Renta (ISR), los cuales reflejan el consumo y el ingreso de los mexicanos.

Pese a ello, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a cargo de Arturo Herrera, indicó en su reporte trimestral de finanzas y deuda pública que los principales balances de finanzas públicas fueron mejores a lo programado.

Incluso, mantuvo su meta de  un superávit primario de 1% del Producto Interno Bruto (PIB) para el cierre del 2019 y no mencionó cambios en su expectativa de crecimiento económico, el cual se encuentra en un rango entre 0.6 y 1.2% para este año y de 1.5 y 2.5% para el 2020.

No obstante, los ingresos que se obtuvieron del cobro del IVA no reflejaron el optimismo de Hacienda; en el noveno mes del año ingresaron 72,292 millones de pesos, una baja anual de 0.6%, con lo que sumó cuatro meses consecutivos con disminuciones. En junio cayó 5.6%, en julio 7.9% y en agosto 11.6 por ciento.

Lo mismo se observó en la recaudación del ISR, que sumó 125,783.7 millones de pesos, una disminución de 2.2%, respecto de septiembre del 2018, con lo que sumó tres meses consecutivos con reducciones. En julio, la recaudación se redujo 10.1% y en agosto 3.6 por ciento.

Si se considera el acumulado, la recaudación por IVA presentó una disminución de 2.6%; mientras que la recaudación por ISR se redujo 0.6%, respecto de los primeros nueve meses del 2018.

IEPS a gasolinas, “salvavidas” para el erario

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios que se cobra en la gasolina y el diésel fue una especie de salvavidas para el erario, pues en septiembre dejó ingresos por 22,772.8 millones de pesos, 50.5% más a lo que se reportó en el mismo mes del 2018. En el acumulado, los ingresos fueron por 218,944 millones de pesos, un crecimiento anual de 63.9 por ciento.

En general, los ingresos tributarios en septiembre presentaron un aumento anual de 1.7% con recursos totales por 242,879.7 millones de pesos. En el acumulado fueron por 2.44 billones de pesos, un crecimiento anual de 2.4 por ciento.

Con respecto a los ingresos petroleros, si sólo se considera septiembre, se observa un avance de 162.4%, en términos reales y respecto del mismo mes del 2018, con un total de recursos de 161,484.5 millones de pesos.

Pero, en el acumulado enero-septiembre, mostraron una reducción de 4.6%, lo que significó recursos por 707,638.1 millones de pesos. Dicha cantidad fue menor a lo programado en 62,392.5 millones de pesos.

“Ello se debió principalmente a una menor plataforma de producción y volumen de ventas internas de Pemex”, justificó Hacienda.

En general, los ingresos del sector público en los primeros nueve meses del año fueron de 3.9 billones de pesos, apenas un crecimiento de 1%, en términos reales y respecto del mismo periodo del 2018.

Si sólo se considera el mes de septiembre, los ingresos registraron un incremento anual de 28.7%, con lo que reportaron ingresos por 496,617.4 millones de pesos.

FEIP mitigará caída de ingresos

En su reporte, la SHCP mencionó que, ante una menor recaudación tributaria como resultado de una menor actividad económica y de un incremento en el pago de devoluciones del IVA por el saldo pendiente por cubrir del año anterior, para el cierre del 2019, en materia de ingresos, 149,598 millones de pesos provendrán del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP).

En julio pasado, al presentar el reporte de finanzas y deuda pública del segundo trimestre, la SHCP informó que se utilizarían recursos del FEIP por 121,000 millones de pesos, ante el nulo crecimiento económico del segundo trimestre.

Después, en septiembre, cuando se entregaron los Criterios Generales de Política Económica 2020, la dependencia subió en 8,600 millones de pesos el monto a usarse del FEIP, es decir, para el cierre del 2019 contemplaba utilizar 129,600 millones de pesos para compensar la disminución de los ingresos presupuestarios.

Crece en septiembre

Gasto se sigue reduciendo

Durante los primeros nueve meses del año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador registró un menor gasto de lo programado, lo que generó que se presentara un subejercicio de 151,336.7 millones de pesos.

La Secretaría de Hacienda informó que, para el periodo enero-septiembre, se tenía contemplado gastar 4.33 billones de pesos, pero se ejercieron 4.18 billones de pesos.

Dicha cantidad significó una reducción de 1.9% en términos reales y respecto del gasto registrado en los primeros nueve meses del 2018.

“El menor gasto se explica por un menor gasto no programable y un menor gasto programable (...) Existe una reconfiguración de los programas sociales y los cambios en la política de adquisiciones”, indicó Hacienda en su informe.

Si sólo se considera septiembre, el gasto del sector público aumentó 14.8% anual, al ejercer 538,049.2 millones de pesos.

Superávit primario

La SHCP destacó que, en enero-septiembre, se logró un superávit primario de 279,868.3 millones de pesos, mayor a los 114,202.1 millones de pesos registrados un año atrás. Además, el balance financiero del sector público presentó un déficit de 160,226.3 millones de pesos, menor a 311,018.9 millones de pesos de un año atrás.

Con lo anterior, Hacienda mantuvo su meta del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público en 45.3% del PIB.

Dicho saldo sumó 10.69 billones de pesos, esto es 1.3% más frente al mismo lapso del 2018. (Elizabeth Albarrán)