El jefe del ejecutivo italiano, Mario Monti, y su homólogo español, Mariano Rajoy, urgieron el viernes en Roma a trabajar de forma "solidaria" en la eurozona para "estabilizar los mercados financieros", durante un encuentro que ambos mantuvieron en la capital italiana.

Los dos dirigentes insistieron en "la necesidad de trabajar de forma constructiva, responsable y solidaria en el seno de la eurozona para estabilizar a los mercados financieros", según un comunicado italiano.

Ambos dirigentes, que se entrevistaron en un villa romana donde se celebra una reunión de la Internacional Demócrata Centrista (IDC), expresaron el deseo de que la Unión Europea prosiga la senda de la "plena realización de la unión monetaria y económica" para "crear las condiciones de la recuperación y de la creación de empleos".

Monti también se reunió con el primer ministro griego Antonis Samaras y el jefe de gobierno irlandés Enda Kenny, a quienes había recibido previamente en el Palacio Chigi, sede del gobierno.

Monti y Samaras se declararon convencidos de la "absoluta necesidad de salvaguardar la integridad de la zona euro, estabilizar los mercados y proseguir el proceso de integración europea".

El jefe de gobierno italiano elogió el trabajo de Samaras y alentó al gobierno griego a seguir en " esta dirección de saneamiento de las finanzas públicas" y de "reformas".

Grecia sigue negociando con la troika de acreedores (UE, BCE, FMI) un nuevo plan de ajuste de 11,500 millones de euros para 2013 y 2014. Atenas debe recibir un nuevo tramo de créditos por 31,500 millones de euros, pero ello dependerá de un informe positivo de la troika sobre sus reformas, previsto en octubre.

También España está bajo presión. Rajoy trata de evitar un rescate financiero internacional -que ya recibieron Grecia, Portugal e Irlanda- y se enfrenta a reivindicaciones de autonomía fiscal por parte de Cataluña.

RDS