Rogelio Ramírez de la O, doctor en economía por la Universidad de Cambridge y licenciado en economía por la UNAM, ha sido asesor económico de Andrés Manuel López Obrador desde hace más de una década; incluso, fue la propuesta del hoy presidente para ocupar la Secretaría de Hacienda en 2012, cuando la campaña presidencial de ese año.

El economista, reconocido en los mercados internacionales como un personaje cauto y alejado de las políticas populistas, ha aumentado su cercanía con López Obrador como asesor de cabecera en materia económica desde el año 2017, antes de que el político tabasqueño buscara por tercera ocasión la presidencia de México, pero quedó un poco detrás del escenario por el protagonismo de Alfonso Romo, el primer interlocutor válido entre el presidente y el empresariado.

Ramírez de la O fue uno de los artífices del programa económico de AMLO en la campaña del 2012 y es un economista respetado por el Grupo Monterrey, aquél que agrupa a la mayoría de los empresarios más importantes de México.

Más atrás en el tiempo, Rogelio Ramírez de la O también trabajó para López Obrador como secretario de Hacienda del autocalificado “gobierno legítimo” de Andrés Manuel López Obrador, cuando el llamado fraude electoral del año 2006. Antes había trabajado también en el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

Rogelio Ramírez de la O fue mencionado como posible sucesor de Carlos Urzúa, secretario de Hacienda que renunció al gobierno de López Obrador el 9 de julio de 2019, acusando que en la actual administración se tomaban políticas económicas sin sustento, en tanto que a Urzúa se le señaló después como un “infiltrado” de los políticos neoliberales.

Pero en sustitución de Urzúa entró Arturo Herrera, a pesar de cuyos dichos en Londres sobre la refinería de Dos Bocas fueron desacreditados por López Obrador.

Arturo Herrera, como subsecretario de Hacienda de México, había dicho en una entrevista con el periódico Financial Times que el gobierno de López Obrador valoraba modificaciones al proyecto de la refinería en Tabasco, comentarios que no gustaron al presidente y que por lo mismo también se pensó en Rogelio Ramírez de la O para ocupar el puesto de subsecretario.

Herrera fue propuesto hoy como candidato a ocupar el cargo de gobernador del Banco de México, cuando concluya el mandado de Alejandro Díaz de León, con quien López Obrador no halló nunca afinidad en política económica y que por eso se atrevió a decir a los mexicanos que para el Banxico buscaría un nuevo jefe “con visión social”.

Rogelio Ramírez de la O ocupará ahora la cartera que deja Arturo Herrera y entre sus primeras misiones están las de escribir la propuesta del Paquete Económico 2022, lanzar estrategias para la reactivación económica del país y asegurar presupuestos para los proyectos insignia del gobierno de la 4T.

En el pasado, Rogelio Ramírez de la O ayudó a crear la guía del modelo económico de Andrés Manuel López Obrador que los mexicanos conocieron como Pejenomics I y Pejenomics II.

Tras el anuncio de López Obrador, el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, celebró la posible  designación de Rogelio Ramírez de la O. A través de su cuenta de Twitter, destacó que será, además, el primer titular de la SHCP egresado de la facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en lo que va del siglo XXI.

En tanto, el ministro en retiro José Ramón Cossío recordó que el nombramiento del nuevo secretario de Hacienda debe ser aprobado por el Congreso de la Unión.

"Más allá de lo bienvenido que es, debemos recordar que el nombramiento del secretario de Hacienda debe pasar por la aprobación de la Cámara de Diputados (art. 74, frac. III de la Constitución)".