Los inversionistas extranjeros se mantienen desconcertados porque no ven apoyos fiscales mas decididos en México para contrarrestar el impacto económico y humano del Covid 19, admite el economista en jefe para México del banco de inversión BNP Paribás.

Desde Nueva York dvierte que el paquete de estímulo fiscal que está aplicando México “desdibuja no solo en con los esfuerzos de países en Latinoamérica, sino entre sus pares del bloque emergente”.

La evidencia está en los números. Al interior del Policy Tracker/Rastreador de Politicas que diariamente actualiza el Fondo Monetario Internacional (FMI), se infiere que si se ordenaran los países en función del estímulo fiscal que están aplicando los gobiernos para combatir los efecto económicos de la pandemia, México se ubicaría en el sitio 189, de un universo de 193, entre los que tienen las aportaciones más pequeñas del sector público.

La informaciáon del FMI muestra que el esfuerzo fiscal de México, equivalente a 0.7% del PIB, se encuentra apenas arriba del paquete de estímulos de los africanos Gambia, cuyo paquete equivale a 0.6% PIB; del asiático Mali, que tiene un programa de estímulo de 0.5% del Producto; de Guinea con estímulos equivalentes a 0.3 % PIB y Mauricio, quien tiene el paquete de respuesta fiscal más pequeño de 193 revisados, cercano a 0.04 del Producto.

Entrevistado por El Economista reconoce que este “limitado esfuerzo” del gobierno de México para apuntalar a las empresas del país es uno de los determinantes para las revisiones a la baja en las expectativas sobre el PIB de México en este año”.

Expectativas que en el caso de BNP Paribás es de una caída de 7% en el Producto Interno Bruto (PIB) de 2020, que se mantiene sin cambio desde marzo y queda en línea con la estimación oportuna del PIB del primer trimestre, divulgada por el INEGI.

El pasado jueves, INEGI divulgó su estimación oportuna del PIB para el periodo enero-marzo que muestra una contracción de 1.6 por ciento.

“D” por desconcierto y debilidad

El estratega admite que hay desconcierto sobre las diferencias que guardan los esfuerzos fiscales de países como los sudamericanos como Perú, que están impulsando apoyos fiscales equivalentes a 7 puntos del PIB, o Paraguay cuyo paquete de ayuda es de 5 % del Producto.

El comparativo se puede hacer también por regiones del mundo, según el tamaño de la economía y comparándolo entre sus pares de calificación. Bajo cualquier métrica, México tiene una de las respuestas económicas más pobres a la crisis histórica que se está enfrentando para limitar el contagio del Covid-19.

El estratega anticipó desde inicios de febrero que la economía mexicana tendría uno de los desempeños económicos más pobres de los emergentes latinoamericanos, apenas arriba de Venezuela y Argentina. Ahora, en plena crisis económica por las medidas de contención de la pandemia, explica que México partió de una de las condiciones económicas más desventajosas para enfrentar el choque global, que no es solo sanitario.

Básicamente la economía mexicana venía de un crecimiento nulo a partir de caídas sostenidas de la inversión privada, lo que hace más desfavorable que reciba el choque externo”. Se refiere a los cuatro trimestres consecutivos de contracción económica que preceden al arranque del año.

México enfrenta en condiciones de debilidad el choque que recibe la planta productiva por las medidas para contrarrestar la emergencia sanitaria; los bajos precios de energía y particularmente del petróleo y el impacto frontal de la recesión manufacturera de Estados Unidos, refirió.

De ahí el desconcierto de los inversionistas sobre el relativamente limitado apoyo contracíclico implementado en los ultimos meses.

Recuperación en manos de EU

En el citado rastreador de políticas públicas del FMI se observa que el estímulo fiscal que está aplicando el gobierno de Estados Unidos para limitar el impacto economico de la pandemia, es equivalente a 12% del PIB.

El  presidente de México ha dicho en varias ocasiones que confía que el paquete fiscal de ayuda de aquel gobierno, será suficiente para impulsar a su economía y apoyar a la nuestra.

El estratega de BNP Paribás subraya que en efecto, es uno de los supustos clave de la recuperación de México, el impulso que le dará la de Estados Unidos.

Pero acota que la reanimación de la actividad en México se vería mayormente favorecida, si hubiera un estímulo adicional doméstico.

Sin duda, la reactivación de las cadenas de valor serán clave para las cadenas de suministro entre México y Estados Unidos y la coodrinación para preservarlas favorecerá al comercio.

Sin embargo refiere que en la recuperación, se espera que el consumo se concentre en sectores de satisfacción básica, como son el de alimentos y salud. Y sin el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, esta reactivación será débil.

ymorales@eleconomista.com.mx