Máxima tensión en el mercado de deuda. La prima de riesgo ha superado otro límite simbólico: los 600 puntos básicos y se coloca ahora en los 610, a pesar de que el Eurogrupo haya aprobado el rescate financiero a la banca española y tras conocer las nuevas previsiones macroeconómicas del Gobierno para 2013, que pasan por una caída de la economía del 0.5 por ciento. Ha pesado en el mercado la noticia de que la Comunidad Valencia se ha convertido en la primera región que ha solicitado auxilio financiero del Estado.

La dificultad de financiación en España se acentúa, a pesar de los recortes aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy, y el riesgo de contagio a otros países periféricos va a más. La rentabilidad del bono a 10 años ha sufrido también una mañana de máximos y se sitúa ya en el 7.26%, superando con creces el 7% considerado por los analistas como insostenible a largo plazo.

En este contexto, las especulaciones sobre la cuantía a la que podría ascender el rescate total a España parece que es la excusa que aprovecha el mercado esta mañana. Según las informaciones divulgadas hoy, la intervención a la economía empieza a descontarse en los círculos europeos. Si fuera así la cifra inicial rondaría los 400,000 millones de euros.

Después de una mañana de pérdidas limitadas, el Ibex sufre caídas de más de un 5.7 por ciento. El resto de parqués europeos se han visto también arrastrados hacia el rojo. Londres cae un 0.78%, París, un 1.61% y Milán, sufre el temor al contagio y se desploma ahora casi un 4 por ciento. También Fráncfort, que aguantaba en positivo esta mañana, cede un 1.6 por ciento. La prima italiana corre paralela a la española y ya ha sobrepasado los 500 puntos básicos, cuando se ha despertado alrededor de los 480.

La incertidumbre sobre España no solo pasa factura a la renta fija, sino que hace especial mella al mercado de deuda. Miguel Paz, de Unicorp Patrimonios, señala que a pesar del sí de Finlandia y Alemania al rescate bancario, el bono a diez años lleva varios días asentado en el 7%.

Estas buenas noticias parecen no ser motivo suficiente para despejar la incertidumbre. La compra bonos españoles está paralizada, en su lugar los inversores se decantan por las ventas. Sin embargo, en Alemania el proceso es inverso. El bund germano no para de registrar nuevos descensos y vuelve, ahora más que nunca, a hacer gala de su etiqueta de valor refugio. Para tratar de calmar las aguas, los ministros de Economía de la eurozona celebrarán hoy una conferencia telefónica para aprobar el rescate bancario de hasta 100,000 millones de euros para España y el memorándum con las condiciones de la ayuda, tras recibir el visto bueno final de los parlamentos alemán y finlandés. El primer tramo de ayuda, de 30,000 millones de euros, estará disponible a finales de julio.

El Consejo de Ministros ha aprobado el techo de gasto para 2013, el primer paso para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año. Según sus previsiones, la economía seguirá en recesión en 2013, al caer un 0.5%, lo que supone un empeoramiento de los objetivos anteriores, mientras que la tasa de paro bajará ligeramente y se situará en el 24.3 % de la población activa, según ha informado hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Los datos de 2012 también han sido modificados, ya que se prevé una menor caída del PIB -del 1.5 frente al 1.7% anterior- y un ligero empeoramiento de la tasa de paro, del 24.3 al 24.6 por ciento.

Ayer el Tesoro logró colocar 2.980 millones de deuda en una subasta de bonos a 2, 5 y 7 años, a una rentabilidad casi un punto superior a la del mes anterior.

Bankia, que llevaba tres días encabezando los valores en positivo, con subidas de más de un 6.5%, se ha dado la vuelta y ha llegado a dejarse un 7 por ciento. No quedan valores en verde en el Ibex 35.

En el mercado de divisas, el euro sigue en caída y pierde un 0.24% para alcanzar los 1.225 dólares.

En alianza informativa con CincoDías

RDS